Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar

NovaGalicia Banco se une a la huelga general de Bankia y el Banco de Valencia el 6 de febrero

Los sindicatos han convocado las primeras movilizaciones para el 23 de este mes, y en torno al 30, paros parciales en las tres entidades

Plan de actuación para las próximas semanas en vista del bloqueo en las negociaciones de los diferentes expedientes de regulación de empleo que preparan Bankia, NovaGalicia Banco y Banco de Valencia. Manifestaciones, paros parciales, y huelga general de 24 horas para el 6 de febrero.

Unidad de acción de todas las organizaciones sindicales presentes en Bankia, NovaGalicia Banco, y Banco de Valencia, que llaman a la movilización no solo a los trabajadores de las tres entidades, sino de todo el sector. En su agenda de actuaciones figuran tres fechas claves para tratar de presionar en las negociaciones, hasta el momento sin consenso. La primera cita tendrá lugar este miércoles, protestas en siete ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Ávila, Logroño, Las Palmas y Segovia) a las puertas de sus sedes. En torno al 30 de este mes, paros parciales y para el 6 de enero, semana en la que termina el plazo de negociación del ERE de Bankia, los sindicatos anuncian huelga general de 24 horas. De esta manera se intentará presionar para avanzar en las reuniones que hasta el momento continúan como empezaron.

Los representantes del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) mantienen el número de despidos, y las rebajas salariales para los que se quedan en la entidad de hasta un 50%, justificándose en exigencias de Bruselas. Desde los sindicatos piden que se mejoren las condiciones con medidas menos traumáticas. Creen que hay margen para retroceder en estas posiciones, puesto que Europa da de plazo 5 años para llevar a cabo estas reestructuraciones, y además lo previsible es que gracias a la inyección de capital, está entidades presenten beneficios -en 2013- de hasta 1.200 millones de euros. Por ello, se reafirman en sus peticiones, menos despidos y menores rebajas salariales, y en caso de que la reducción de plantilla sea inevitable, que las indemnizaciones se lleven a cabo de la mejor forma. Los sindicatos ponían como ejemplo, que la indemnización que recibirán los 4.900 trabajadores que serán despedidos en Bankia será "muy similar" a la que percibieron 50 directivos que ya salieron de la entidad, y que fue de unos 300 millones de euros.

Desde el comienzo de la crisis, el número de empleados en el sector financiero español se ha reducido desde los 270.000 a los 238.500 empleados a finales de 2012, más de 30.000 trabajadores menos a los que se añadirán previsiblemente en 2013, los casi 8.400 que suman entre estas tres entidades. Traducido a cierre de sucursales, supone la desaparición de casi 1.500 oficinas entre Bankia y NovaGalicia Banco, y el 90% de la Red de Banco de Valencia.