Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

España

Análisis:

Estación Términi

El resultado de esta encuesta es un certificado de defunción moral de la sociedad española. Una especie de dimisión en bloque. El agotamiento del último margen de confianza. Ninguna institución, ningún ámbito escapa a la sospecha. Difíciles momentos en los que la inmensa mayoría de los ciudadanos piensa que los políticos son unos corruptos casi sin excepción y que en ese camino le siguen los bancos, los sindicatos, la corona, los medios de comunicación o las empresas.

Los últimos escándalos unidos a la crisis, los recortes, el paro y las dificultades económicas han servido de catalizador a este tremendo enfado de la ciudadanía. Ciudadanía, lo que antes se llamaba el pueblo.

La lupa está hoy puesta sobre el PP; pero ningún partido escapa a esta desconsideración popular. Y ojo: a río revuelto, ganancia de pescadores.

Este fin de trayecto en la relación que hemos venido conociendo entre los ciudadanos y sus representantes deja, sin embargo, más preguntas que respuestas:

- ¿Tiene claro el PP que está profundamente herido y que se juega en este envite el Gobierno y su posición central en la política española?

- ¿Tienen voluntad decidida todos los partidos de llegar al fondo del problema?

- ¿Son conscientes de que no estamos ante una guerra de siglas o una carrera por el deterioro del adversario sino ante un cisma entre elegidos y electores?

- ¿Saben que las costuras de España están a punto de saltar en la peor coyuntura económica de nuestra historia reciente y que esta grave crisis acrecienta el riesgo?

- Y una última pregunta: ¿cuándo piensan ponerse manos a la obra?