Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El Poder Judicial busca un tribunal 'conservador' para juzgar Gürtel en Valencia

El pleno del Consejo General del Poder Judicial elige este jueves al sustituto del juez que sentó a Francisco Camps en el banquillo

El Consejo del Poder Judicial libra la enésima batalla en materia de nombramientos. El pleno del órgano de gobierno de los jueces tiene sobre la mesa los candidatos a presidir la sala de lo contencioso - administrativo del Tribunal de Justicia de Castilla y León y el sustituto en Valencia del juez José Flors que sentó en el banquillo al expresidente Francisco Camps. Fuentes de la institución consultadas por la SER sostienen que aquí el mejor situado es el candidato del sector conservador que, de salir elegido, formaría parte del tribunal que juzgue la rama valenciana del caso Gürtel.

El pleno del Consejo del Poder Judicial elige este jueves al presidente de la sala de lo contencioso - administrativo del Tribunal de Justicia de Castilla y León y al magistrado de la sala de lo civil y penal del Tribunal de Justicia de Valencia que sustituirá a José Flors que ha decidido jubilarse. Flors fue el juez que sentó en el banquillo a Francisco Camps por el caso de los trajes y cuenta con un gran prestigio entre sus compañeros.

El Tribunal de Justicia de Valencia tiene por delante los juicios sobre la rama valenciana del caso Gürtel por los que se tienen que sentar en el banquillo distintos miembros de los gobiernos de Camps. Los candidatos para sustituir a Flors son María Ibáñez, José Manuel Ortega y Antonio Ferrer. Los dos primeros están vinculados a la asociación progresista, Jueces para la Democracia. El tercero, que según fuentes del consejo no está asociado, es el candidato del sector conservador y el que tiene más posibilidades de salir elegido.

Ferrer contaría con el apoyo de los nueve vocales a propuesta del PP a los que se sumaría el voto de vocales progresistas, a cambio de obtener la presidencia de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal de Justicia de Castilla y León. Este es el acuerdo que busca una mayoría de vocales del Consejo del Poder Judicial, aunque un sector minoritario lucha contra reloj para evitarlo.