Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El PSOE cree que la destitución de Mulas refuerza su discurso anticorrupción

Estupor en el partido tras el cese fulminante del director de la Fundación Ideas al comprobarse cobraba a la entidad artículos escritos bajo seudónimo

Amy Martín era el nombre bajo el que Mulas escribía textos por los que cobró 50.000 euros en 2010 y 2011. El PSOE subraya que esa cantidad no es comparable con los 22 millones de euros que Bárcenas llegó a tener en una cuenta en Suiza.

La sorpresa ha sido la primera reacción en el PSOE. Carlos Mulas es una persona muy conocida en el partido. De él siempre se ha alabado su excelente currículo académico y profesional: Doctor en Economía por Cambridge, Máster en Relaciones Internacionales por Columbia, profesor en la Complutense, consultor del FMI...

En el PSOE se preguntan por qué se arriesgó a arruinar su prestigio y hasta su carrera a cambio de 50.000 euros, que es la cantidad que la escritora Amy Martín cobró a la Fundación Ideas entre 2010 y 2011. Una autora inexistente que Carlos Mulas, director de la Fundación y su esposa, se inventaron y registraron como marca para escribir artículos que cobraban a esa organización del PSOE. Un montaje un tanto chusco que desvelaba El Mundo y que precipitaba un cese fulminante.

Ante las primeras informaciones Mulas mantuvo que Amy Martín existía. Fuentes socialistas explican que luego comenzó a dar versiones contradictorias: que si la había visto "una vez", que si era amiga de su mujer... hasta que el relato resultó insostenible.

Tras la sorpresa inicial en el PSOE, llegaba la desolación porque, el sobresueldo que se auto pagaba Mulas a través de los artículos de Amy Martín llega en plena tormenta por supuestos sobresueldos en el PP. En Ferraz subrayan que las situaciones no son comparables, que Bárcenas llegó a tener 22 millones de euros en Suiza y que lo de Mulas son 50.000 euros... Y que el ex tesorero del PP habría pagado sobresueldos generalizados, mientras el ex director de Ideas se lo quedaba para él.

Creen en la dirección del PSOE que su rápida relación al despedirle refuerza su discurso crítico frente a la presunta corrupción en el PP. Los socialistas anuncian que van a revisar toda la gestión de Carlos Mulas para ver si hay más pagos incorrectos, ya que no resulta muy normal que se le abonara a la ficticia Amy Martin hasta 3.000 euros por escribir un artículo.

Vistas ahora, algunas de las publicaciones de Carlos Mulas resultan esperpénticas. Por ejemplo, coordinó un libro contra la corrupción y hasta agradeció la colaboración de inexistente Amy Martín en alguno de los artículos que él firmó como director de la Fundación Ideas.