Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Una víctima del robo de bebés: "Espero que Dios la perdone, yo no la podré perdonar"

Las madres que denunciaron a la religiosa se lamentan porque su muerte acarreará el archivo de las causas y piden "mayor celeridad en la investigación"

EFE / Purificación Betegón, madre responsable de la segunda imputación a sor María, con su abogado Alipio Barbero

Las reacciones ante la muerte de la religiosa imputada en el robo de bebés se deabten entre la resignación y la sorpresa por parte de las víctimas y asociaciones, tras conocerse que las causas de la imputación serán archivadas.

Purificación Betegón presentó una denuncia por la presunta desaparición de dos gemelas que alumbró en la Clínica de Santa Cristina en 1981. Ante la noticia de la muerte de Sor María, la religiosa imputada en el caso, ha pedido "que Dios la perdone, porque yo no la podré perdonar, pero tampoco le deseaba la muerte". También ha indicado que tenía la esperanza de que Sor María, que estaba citada a declarar como imputada ante el juez el pasado 18 de enero, pero no compareció en el Juzgado por motivos de salud, "tuviera el detalle de poder decir algo".

Otra de las madres que acusó a la religiosa de haberle arrebatado a su hija, María Luisa Torres, ha confesado que rezó para que la religiosa no se muriera, "no porque le tuviera cariño especialmente, sino porque quería verla en los Juzgados".

Por su parte, la presidenta de la asociación SOS Bebés Robados, Mª Cruz Rodrigo Hernández, ha asegurado que la monja tenía que haber hablado antes de morir para "tener la conciencia tranquila". "No vamos a parar de luchar. Nadie se cree que una religiosa hiciera ella sola este estropicio", ha insistido, convencida de que la religiosa solo era "una pieza" de un entramado mucho más complejo que implica a más gente. "Sor María fue la cabeza de turno", ha reseñado.

"Desilusión y resignación" son los sentimientos con los que la Plataforma sobre la Causa de Niños Robados ha recibido la noticia, y ha pedido la mayor celeridad para completar las investigaciones sobre las sustracciones de bebés, debido a que hay multitud de médicos de avanzada edad claves en la resolución.

Purificación Beretón: "Espero que Dios la perdone, porque yo no la podré perdonar".