Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

La tensión entre Rajoy y Merkel marca el arranque de la cumbre chilena

La canciller alemana, Angela Merkel, responde a Mariano Rajoy que Alemania está haciendo "su aportación a una zona euro robusta" y recomienda a España y Portugal ofrecer "productos competitivos en Latinoamérica"

REUTERS/Andres Stapff / El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy pasa ante la canciller alemana, Angela Merkel, antes de la foto de familia en la cumbre chilena.

El equipo del presidente del Gobierno trata de rebajar la polémica y mantiene la expectación sobre una posible reunión, aunque aseguran que si ésta no se produce antes de la clausura tampoco ocurre nada porque se van a ver el 4 de febrero en Berlín.

La cumbre entre la Unión Europea, América Latina y Caribe ha estado marcada por la tensión entre España y Alemania.

Tras conocerse que nuestro país está rozando los seis millones de parados, Angela Merkel dijo que estaba preocupada por el paro juvenil español y que habría que pensar en medidas transitorias para paliarlo.

Mariano Rajoy no pudo evitar responderla. Y en su rueda de prensa con el presidente del Gobierno chileno, Sebastián Piñera, comentó que nuestro país no podía poner en marcha, "en estos momentos", políticas expansivas porque el déficit nos lo impide. "Pero yo creo que aquellos países que pueden hacerlo, deberían hacerlo porque la Unión Europea necesita crecer y la cifra del año pasado es un 0,2% negativo", resaltó el presidente en un claro recado a la canciller alemana.

Las relaciones se enconan. Fuentes del Gobierno admiten en privado que están muy cansados de los mensajes que cada día les hace llegar Merkel. Pero en público tratan de rebajar la polémica.

A esta cita internacional han acudido ambos mandatarios. Pero hoy no se han reunido. Hasta el último minuto los colaboradores del jefe del Ejecutivo mantuvieron la expectación. No querían confirmar si se iban o no a ver. Desde el ministerio de Asuntos Exteriores aseguraban que iban a mantener un encuentro privado, a solas, para hablar de todos estos asuntos. Pero el equipo de Rajoy prefería no dar por cerrado nada y comentaba que tampoco suponía ningún problema porque el día 4 de febrero el presidente viaja a Berlín. Ambos han coincidido un total de 15 ocasiones aunque realmente han mantenido solo tres bilaterales. Los colaboradores de Rajoy no descartan que antes de la clausura, todavía se produzca ese encuentro.

A Merkel la presión de Rajoy no le hizo ninguna gracia. Y así se lo demostró al enviarle este mensaje. "Nosotros en Alemania pensamos que estamos haciendo nuestra aportación a una zona euro robusta", fue su declaración. "Intentamos contribuir de la manera que dijo mi homólogo español, en el sentido de incrementar el consumo interno y bajar la carga impositiva a la población para que aumente su consumo y de esta manera elevar también las importaciones alemanas", explicó. Para ella "una política expansiva también quiere decir que los países europeos deben ofrecer productos competitivos al resto del mundo", como en su opinión puede hacer España y Portugal en Latinoamérica.

Durante esta jornada Rajoy ha mantenido varias bilaterales. La primera ha sido con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, con quien ha realizado un repaso de la situación de ambos países. Tras el encuentro fuentes de la Moncloa señalaban que Santos había valorado "la evolución positiva que están experimentado los indicadores económicos". Pero no concretaban sobre qué cifras habían hablado y si llegaron a analizar los datos del paro.

Rajoy se comprometió a asistir a la cumbre de la Alianza del Pacífico (foro creado por Colombia, Perú, México y Chile que en noviembre decidió conceder a España el estatus de miembro observador) que se celebrará en la ciudad de Cali. Todavía sin fecha, porque hay mandatarios que no pueden asistir y estar por ver si al final se realiza en marzo o en mayo.

A esta cita ha acudido también el presidente de Cuba, Raúl Castro que asumirá la presidencia 'pro tempore' del organismo al finalizar el encuentro.Está previsto que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, se reúna mañana con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con el que podrá hablar, entre otras cosas, de Carromero.

Margallo ha estado también con su homólogo venezolano, Elías Jaua, a quien le ha trasladado la preocupación del Rey y Rajoy por el estado de salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Además ambos han acordado retomar los contactos políticos de alto nivel entre ambos países que llevan años paralizadas. También analizaron el diálogo del Gobierno colombiano y las FARC.

Al iniciarse la cumbre, Rajoy tuvo ocasión de conversar de forma informal con Castro y con los mandatarios de Honduras, Guatemala y Uruguay. Además de con el primer ministro de Portugal, Passos Coelho, y el francés Jean Marc Ayrault. Después de las intervenciones, llegó la foto de familia a la que Rajoy llegó tarde, el último, con todos esperándole. Su equipo asegura que se incorporótarde porque estabarevisando unos detalles sobre la bilateral que iba a mantener después con Costa Rica. En la cena oficial se sentó con la presidenta de Brasil, Dilma Roussef y el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Rajoy también llegó a verse con Cristina Fernández de Kirchner. Fuentes de la Moncloa cuentan que fue un saludo breve, que fue la presidenta argentina quien se acercó a él. No dicen si hablaron de la expropiación de Ypf a Repsol. Solo aseguran que la conversación transcurrió de forma muy cordial.

Está previsto que para la clausura Rajoy realice un análisis sobre la situación económica mundial defendiendo que se deben combinar las políticas de crecimiento, en un periodo de recesión, con las de austeridad. Justo después de él, hablará Merkel. Y lo previsto es que a continuación los dos mantengan ese encuentro tan esperado tras el cruce de mensajes.

Telegrama a Angela Merkel. 

Rajoy: "España no está en condiciones de hacer políticas expansivas pero aquellos países que pueden, deberían hacerlo". 

Merkel, sobre el desempleo en la UE: "Hay que aplicar medidas puente hasta que las reformas estructurales tengan efecto".