Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

El Gobierno de Venezuela desaloja la cárcel de Uribana tras el motín

Fuentes sanitarias confirman 61 muertos y 120 heridos en cárcel venezolana

Mueren más de 50 presos en un motín en Venezuela. A las 7 y media de la mañana del viernes la Policía nacional Bolivariana tomaba posiciones y cercaba la cárcel de Uribana, al suroeste de Venezuela. Solo horas antes, miles de presos protagonizaban una revuelta en el interior de la prisión. Al menos 28 ambulancias prestaron asistencia en el centro. 56 personas han muerto y más de un centenar han resultado heridos.

La ministra de Asuntos Penitenciarios de Venezuela, Iris Varela, ha ordenado este sábado el cierre de la cárcel de Uribana, en el estado de Lara, después de los altercados que se registraron el viernes durante una inspección. El Gobierno ha tomado la decisión de desalojar el edificio penitenciario tras conocer que la cifra de muertos asciende a 61 personas y más de un centenar de heridos.

Al confirmar esta cifra, el director del Hospital Central de Barquisimeto, Ruy Medina, también ha aclarado que algunos de los fallecidos perdieron la vida tras la explosión de artefactos, así como que entre los heridos, 19 tuvieron que ser intervenidos.

El motín estalló cuando los miembros de las fuerzas de seguridad comenzaron a hacer un registro con el objetivo de requisar armas. Era la primera inspección desde 2009.

Con centenares de familiares esperando noticias en las puertas de la prisión, las autoridades se vieron obligadas a anunciar que no se podía descartar que la cifra total de fallecidos aumentase según se fuera calmando la situación, y esto es exactamente lo que ha ocurrido. Aunque en un principio se hablaba de medio centenar de fallecidos, domingo se han confirmado 61 víctimas.

El vicepresidente del Gobierno ha asegurado que se abrirá una investigación para determinar las causas del motín. Según explicó Nicolás Maduro, la inspección en Uribana forma parte de un plan diseñado especialmente para retomar el control de los penales del país porque "las cárceles tienen que ser gobernadas por la ley", aseguró el número dos.