Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

OPERACIÓN PUERTO

Lo que Eufemiano no ha contado

El médico canario ha sido el primer imputado en declarar en el juicio de la 'Operación Puerto'

EFE / Eufemiano Fuentes, ante la jueza Julia Patricia Santamaría

El principal imputado en la 'Operación Puerto' se presentó como el guardián de la salud de los deportistas a los que trató. No sólo ciclistas, matizó, también "futbolistas, tenistas, atletas, un boxeador...". Dijo que "si el deportista tenía el nivel de hematocrito bajo, le sacábamos la sangre para evitar ese peligro. Y la congelábamos. Si luego el deportista venía con hematocrito bajo o anemia, le devolvíamos esa sangre por una cuestión de salud".

Eufemiano Fuentes sabe que se le juzga por un delito contra la salud pública, no por dopaje. Por eso no tuvo problemas en explicar, con todo tipo de detalles, las dudas que le iba planteando la fiscal. Admitió que realizaba transfusiones, que lo hacía en sus pisos de Madrid, que conservaba las bolsas de sangre congelada en varios arcones y que las transportaba, de un piso a otro, en "mochilas térmicas, con botes de coca-cola". ¿Por qué con botes de coca-cola? "Porque si lo hiciera con placas de hielo podrían producir hemólisis". Pero siempre en unas condiciones higiénico-sanitarias óptimas. Faltaría más. Eso es lo que debe quedar claro, por su bien.

El doctor Fuentes actuó como un gran orador. Se mostró seguro de su discurso, gesticulando, con la lección bien aprendida y con el último folio del último tomo de la instrucción en su cabeza. Se explayó con los tecnicismos médicos, su terreno preferido, donde más se perdía la prensa y la Fiscalía. Su declaración se mezclaba con el ruido de unas palas excavadoras que trabajaban al otro lado del cristal de la sala, como protestando por las pocas novedades que aportó a lo que ya se sabía.

Nada nuevo. Fueron tres horas y media de respuestas a la fiscal, unos minutos más a la abogada del Estado. Y punto. En el turno de los abogados de cada una de las partes que se presentan como acusación particular (Federación Española de Ciclismo, UCI, AMA, CONI, Jesús Manzano) se quedó mudo. "Señoría, permítame acogerme a mi derecho a no responder a las preguntas de las acusaciones". El mismo método utilizado por los etarras en los juicios: el silencio.

¿Y qué no ha dicho Eufemiano? No ha dicho quiénes son sus clientes, quiénes son esos futbolistas, tenistas, atletas... Se ha reído de un país entero con la explicación de que utilizaba "motes" para saber quiénes eran los dueños de bolsas "por comodidad", por abreviar. No lo ha hecho porque no está obligado a hacerlo, porque aquí no se juzga el dopaje. "A los deportistas se les informaba verbalmente de en qué consistían las transfusiones y sus riesgos. No firmábamos nada". Ahí ha encontrado una puerta abierta la acusación, después de que se le cerrase otra nada más comenzar la jornada. Como estaba previsto, no se admitió la petición de la AMA de acceder al ordenador de Fuentes, porque sería una intromisión en su intimidad y no es relevante para el caso.

Es más lo que calla que lo que dice, pero poco importa para este proceso. La pena máxima de prisión son dos años de prisión -que sin antecedentes, ni siquiera cumpliría- y una multa de poco más de 15.000 euros. Su imagen ya ha quedado manchada para siempre, pero él tiene callo para esquivar las miradas acusadoras. El problema sería que la mirada acusadora viniera de un tribunal y no del pueblo.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

José Ramón de la Morena: "¿Qué pensará la prensa extranjera de la Operación Puerto?". 

Eufemiano Fuentes asegura que también trabajaba con futbolistas. 

José Ramón de la Morena: "¿Qué pensará la prensa extranjera de la Operación Puerto?".