Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

El Gobierno autoriza la utilización del subsuelo de Doñana para producir y almacenar gas

Se permite la construcción de un nuevo gaseoducto de más de 18 kilómetros entre los paraje del Saladillo y el Rincón

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha dado luz verde para que se utilice el subsuelo del Parque Nacional de Doñana para la producción y almacenamiento de gas natural. El proyecto lo desarrolla la compañía Pretoleum Oil Gas-España filial de Gas Natural Fenosa. La compañía cuenta con la declaración de impacto ambiental (DIA) publicada ayer lunes en el boletín Oficial del Estado.

Los estudios geológicos han demostrado que el subsuelo de Almonte reúne las condiciones para este fin. Un proyecto con seis años de recorrido y al que se oponen Ecologistas en Acción y también Izquierda Unida por las consecuencias medioambientales que, según ambas organizaciones, tendrá para este espacio protegido.

Es una iniciativa que echó a andar en 2006 y que permite la construcción de un nuevo gaseoducto de más de 18 kilómetros entre los paraje del Saladillo y el Rincón, en una zona sin vegetación y en la que discurren caminos. El proyecto ha recibido alegaciones del Parque Natural y de la Consejería de Medio Ambiente. Se realizarán varios sondeos de casi dos kilómetros de longitud hacia el subsuelo.

La empresa es la misma que obtuvo el pasado año permisos de la Junta para investigar las probabilidades de almacenamiento subterráneo de gas en una zona de 89.596 hectáreas de las provincias de Cádiz y Sevilla durante un periodo de seis años.

Según el portavoz de Ecologistas en Acción en Doñana, Juan Romero, el nuevo gasoducto es incompatible con las normas de ordenación y con la protección ambiental de Doñana. Por eso en noviembre de 2011 todas las organizaciones conservacionistas se opusieron en el Consejo de Participación a esta iniciativa de Gas Natural. Ahora, con el visto bueno de Medio Ambiente, Romero asegura que lucharán hasta el final y espera que la Unión Europea se oponga. Además pide que el almacenamiento de gas se lleve a cabo en un lugar alternativo.

Pero no solo los ecologistas se oponen, también Izquierda Unida va a solicitar el expediente del proyecto y la autorización de impacto ambiental. El coordinador provincial, Pedro Jiménez, pide que se diversifiquen este tipo de proyectos energéticos y que no todos vengan a Huelva porque más que un regalo, es un castigo.

Pedro Jiménez también ha cargado contra Felipe González porque, según él, su nombramiento como presidente del Consejo de Participación de Doñana, al que renunció en diciembre, está relacionado con su cargo dentro de Gas Natural, impulsora de este gaseoducto.