Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar

Guindos anuncia que las hipotecas de vivienda serán a 30 años como máximo

Luis de Guindos adelanta que la ley para proteger a los deudores hipotecarios limitará los intereses de demora que puede exigir un banco y permitirá a un juez reducir la deuda del hipotecado

El ministro de Economía ha propuesto en el Congreso limitar a 30 años el plazo máximo al que se puedan conceder préstamos hipotecarios para vivienda habitual. Lo ha hecho durante su defensa del proyecto de ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios. Además, según De Guindos, un juez contaría con potestad para destinar a reducir la deuda del desahuciado la mitad de la eventual plusvalía que la venta de su vivienda generase a la entidad financiera.

A su vez, si la tras la ejecución hipotecaria de una vivienda habitual, restara deuda por pagar para "un deudor de buena fe", el juez correspondiente podría condonar el pago de esa deuda remanente en dos supuestos. Por un lado, "si el deudor paga el 65% del total en el quinto año desde la adjudicación del bien tras el proceso de subasta", o bien, "el 80% en el décimo año", ha dicho Guindos.

También, en el caso de que la entidad que se queda la casa de un desahuciado obtenga con su venta una plusvalía en esos 10 años, el juez podrá exigir que el 50% del valor de esa plusvalía se destine a disminuir la deuda.

Código de buenas prácticas

Guindos ha aprovechado además para hacer balance de la marcha del código de buenas prácticas entre marzo -cuando comenzó- y diciembre de 2012. En esos 9 meses ha registrado 1.500 solicitudes, de las que se han resuelto 800. De éstas, en 317 ocasiones el hipotecado reestructuró la deuda con el banco y en 78 casosse aprobó la dación en pago. En el último trimestre del año pasado han tenido lugar 140 reestructuraciones y 36 daciones en pago, frente a las 8 que tuvieron lugar durante el primer trimestre de 2012.

En cuanto al umbral de exclusión social por el que se limita el acceso de los hipotecados a las posibilidades que ofrece este código, el titular de Economía ha afirmado que se elevará el nivel de renta máximo establecido hasta ahora. "Estamos considerando (que sea necesario) tener un nivel de renta de tres veces el IPREM", ha dicho Guindos, lo que supondría que la familia tendría que ingresar algo menos de 1.600 euros mensuales.

Intereses de demora

Al mismo tiempo, tanto para las hipotecas ya en vigor como para las nuevas, y en los supuestos de vivienda habitual, se limitarán los intereses de demora que puede exigir una entidad de crédito "a tres veces el interés legal del dinero", ha señalado el ministro.

También ha tenido palabras De Guindos para las sociedades de tasación. Con el objetivo de "reforzar su independencia", estas sociedades limitarán la presencia de los bancos en su accionariado (se reducirá del 25% al 10%). Las entidades de crédito deberán aceptar asimismo "cualquier tasación homologada de un bien que aporte un cliente".

El Consejo de Consumidores y Usuarios y otras autoridades administrativas estarán facultadas además para "requerir al Banco de España que inicie un procedimiento sancionador contra una tasadora".

En esta línea, Guindos ha sostenido que se cambiará la Ley de Enjuiciamiento Civil para que no se pueda iniciar el procedimiento de ejecución hipotecaria hasta que se hayan producido tres impagos.