Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

CCOO exige a las empresas que se impliquen contra la crisis

El Gabinete económico del sindicato cree "absurdo" el impulso del emprendimiento tal y como lo ve el Gobierno y cree que es mejor apoyar a las PYMES

Comisiones Obreras ha hecho examen del sistema productivo español más allá de la crisis actual, a la búsqueda del cambio de modelo que permita construir un país con más equilibrios y menos vulnerable. En esa indagación, una de las conclusiones es que las empresas no están cumpliendo con su parte del trato para construir un modelo sostenible. Su diagnóstico: un sector del empresariado español se beneficia de su falta de exposición a la competencia y tira hacia arriba de los precios, perjudicando al conjunto del país.

El trabajo del Gabinete económico de CCOO está recogido en un libro, "Conceptos básicos del tejido productivo español", en cuya presentación los autores han expuesto sus principales conclusiones. En su análisis de las empresas españolas, el economista Miguel Ángel García Díaz, explicaba que hay una división importante: por un lado "unas grandes empresas, con un nivel de competitividad importante pero que no producen en España, que no actúan de foco de investigación y además algunas de ellas dependen mucho de la regulación pública (en energía, sistema financiero...)".

Y por otro hay "muchas pequeñas empresas; su problema no es que sean pequeñas, sino que no crecen. No se consolidan en medianas empresas con capacidad de tener un proyecto empresarial más sólido, ni incorporar una inversión más sólida en investigación, que es la que nos puede permitir mejorar nuestra capacidad de producción", explicaba.

Subida de precios por las empresas

Ese tejido empresarial dividido y disfuncional viene acompañado también por una "gran dualidad" en los precios, continúa García: la divisoria está "entre los bienes comerciables y los no comerciables"; los últimos son los que no están sometidos a la competencia exterior. "Los excesivos márgenes empresariales en los bienes no comerciables han generado una dinámica de contaminación en el conjunto de los precios españoles, que se han comportado mal".

Para García, ésa es una de las claves de la pérdida de competitividad de la economía española, y no el crecimiento de los salarios; de hecho, argumenta que los salarios no han impulsado a los precios, sino que ha sucedido lo contrario: "los salarios han seguido a los precios". Buena parte de la responsabilidad por tanto de la pérdida de competitividad de la economía española estaría, para el Gabinete de CCOO, en ciertas empresas que se dedican "a buscar oligopolios para no competir".

Los emprendedores no son la solución

A propósito del tejido empresarial, los autores del informe se han pronunciado también sobre el proyecto del Gobierno de aprobar pronto una Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, sobre la que tienen muchas reservas. El interés del Ejecutivo porque los parados se hagan emprendedores no casa en su opinión con el perfil mayoritario del paro en España: "Para nosotros lo que define más el desempleo son los jóvenes que abandonaron los estudios en la etapa de bonanza" decía el economista Carlos Martín. "Ésos son fundamentalmente los que engrosan el paro y ya no son jóvenes, tienen baja cualificación, en muchos casos tienen cargas familiares y tienen muchas dificultades para recolocarse por su escaso bagaje formativo. Que la respuesta ante esta situación sea 'hágase usted empresario de si mismo' parece un poco absurda".

Frente al impulso del emprendimiento, el Gabinete económico de CCOO defiende apoyar a las PYMES para que crezcan. "Lo que tenemos que construir son empresas de verdad, con 250-500 trabajadores. Eso significa que tienen que tener un sistema financiero, unas políticas públicas y una negociación colectiva a su disposición, y hay que cerrarles la vía del fraude", apuntaba García.