Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Una niña hondureña de 5 años retenida 29 horas en Barajas

Un auto judicial ha paralizado la expulsión de la menor que venía a España a visitar a su madre. Hacía 4 años y 3 meses y 7 días que madre e hija no se veían

Lo que iba a ser el ansiado reencuentro de una madre emigrante con su hija, a la que tuvo que dejar en su país con sólo 7 meses, ha estado a punto de truncarse en el aeropuerto de Barajas. La niña aterrizó ayer en el aeropuerto madrileño a las 10:40 de la mañana acompañada de su prima de 19 años. Venía para visitar a su madre, residente legal en España y que finalmente la ha tenido que esperar en los pasillos del aeropuerto durante casi 29 horas desesperada por la decisión de la policía de fronteras de rechazar la entrada de la menor.

La pequeña ha estado retenida en la sala de inadmitidos de Barajas durante todo este tiempo porque no ha sido hasta esta mañana cuando en el segundo recurso de los abogados ante el juzgado de Guardia finalmente el juez ha paralizado la expulsión a pesar de que la policía tenía intención de enviarla de vuelta a Honduras en un vuelo esta misma mañana.

La abogada que ha asistido a la madre Diana Galindos se queja de la actitud de la policía que no ha entregado la pequeña a su madre hasta pasadas las 4 de la tarde " es inhumano, es una niña de 5 años que lleva desde ayer a las 10:40 y que desde esta mañana con el auto del juez tenían que habérsela entregado a su madre pero la policía ha estado diciéndole a la madre que se fuera de la comisaría de barajas, que la niña se iba a quedar allí y que no podía verla hasta dentro de 3 días cuando el juez decida sobre las medidas cautelares que ha tomado para que de momento la niña se reúna con su madre pero al final se la han entregado en torno a las cuatro y media de la tarde".

Wendy, la madre de la niña, vive legalmente en España desde hace más de 4 años y llevaba soñando con el reencuentro con su hija desde que emigró de su país en busca de la prosperidad en España. La joven hondureña asegura que jamás se había podido imaginar que el viaje que tanto tiempo había preparado para que su hija pudiera visitarla acabaría con semejante lío policial y jurídico. Wendy lamenta que su prima, la que venía acompañando a la menor desde Tegucigalpa, siga retenida en Barajas y según le ha comunicado la policía será expulsada en las próximas horas a pesar de que su única intención era acompañar a la niña en esta visita.

Hay que recordar que los ciudadanos hondureños no necesitan visado para entrar a nuestro país aunque sí suele requerirse reserva de hotel, billete de vuelta y carta de invitación.

La brasileña retenida en Barajas relata su experiencia.