Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

El "paro de los autónomos" sólo llega al 18% de los solicitantes

En 2012, 8.387 autónomos pidieron la prestación por cese de actividad, pero sólo le fue concedida a 1.538

La prestación por cese de actividad, el equivalente entre los autónomos a la prestación por desempleo de los asalariados, sólo ha alcanzado a 1.538 personas en todo 2012. Aún más llamativo, esos beneficiarios son apenas el 18% de los que solicitaron la prestación. Las asociaciones de autónomos dicen que es difícil cumplir los requisitos que permiten acceder al cobro; el ministerio de Empleo coincide, y dice estar trabajando para resolver la situación.

El llamado "paro de los autónomos" no parece estar llegando a las personas para las que se diseñó. Según los datos del ministerio, en 2012 501.530 trabajadores por cuenta propia cotizaron por ese concepto, para poder disfrutar de una prestación en caso de tener que cerrar el negocio. Pero a la hora de la verdad, sólo a 1.538 les fue reconocido durante el año pasado el derecho a cobrarla. Y eso que los datos de afiliación a la Seguridad Social dan cuenta de una destrucción neta de 43.538 empleos autónomos.

La razón de esta baja demanda está, a juicio de la asociación de autónomos UPTA, en la falta de información, pero sobre todo en un sistema de reconocimiento de la prestación complicado y dificultoso: " este dato demuestra que el decreto que regula las ayudas pone unas condiciones de acceso a la prestación y de prueba [del cese de actividad] muy complicadas para muchos, sobre todo a los que están en el sistema de módulos, que no llevan contabilidad por lo que para ellos es muy difícil de demostrar por qué se ha producido el cierre", explica su Secretario General, Sebastián Reyna.

El ministerio critica a la anterior administración

Desde UPTA dicen que esta preocupación se le ha trasladado al ministerio de Empleo, algo que el propio departamento reconoce en la nota en la que ha hecho públicos los datos. "la Seguridad Social mantiene su compromiso de simplificar los requisitos para acceder a esta cobertura, que nació en 2011 con ciertas trabas de acceso incomprensibles que ahora hay que depurar".

A primera vista, el ministerio parece estar reprochándose a sí mismo haber diseñado mal la prestación. La referencia a 2011, no obstante, deja claro que es la actual dirección del departamento -la surgida de las elecciones generales de finales de ese año- la que critica a la anterior por la fórmula de acceso construida entonces para esta ayuda.

El reproche de Empleo, incompleto

La información proporcionada por el ministerio insiste más veces en este reproche y en el compromiso de rectificación: "La actual regulación, diseñada en 2011, no supo prever las dificultades a la hora de demostrar la situación de cese"; "la Seguridad Social estudia con representantes del sector fórmulas que ayuden a facilitar la gestión de esta cobertura". Sin embargo, la nota oficial no incluye un dato clave para saber qué está fallando: cuántas solicitudes de prestación se hicieron.

Ese dato, finalmente facilitado a petición de esta redacción, es de 8.387 solicitantes durante 2012. Con él se puede apreciar verdaderamente el alcance del problema: sólo el 18% de los que piden la prestación la acaban consiguiendo.

Por lo demás, el ministerio sí incluye cuánto cobran de media los que sí acaban accediendo a la prestación (649,46 euros al mes) y durante cuánto tiempo la perciben (2,5 meses de media).