Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Huelgas en Iberia hasta Semana Santa

Los sindicatos se movilizan reclamando "futuro" para la aerolínea

Los sindicatos de tierra y tripulantes de cabina de Iberia han anunciado la convocatoria de quince días de huelga en tres semanas alternas a partir del 18 de febrero. Pasan a la acción tras rechazar la última propuesta de la empresa con el argumento de que no garantiza el futuro de la aerolínea. La dirección sostiene que modera el ajuste de plantilla y el recorte de salarios.

Dirección y sindicatos de Iberia no han logrado acercar posiciones en la reunión celebrada este miércoles en la sede del SIMA - servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje-. A su término los representantes sindicales han hecho público el calendario de movilizaciones con el que tratarán de presionar a la empresa en la negociación de un plan futuro para la aerolínea, más allá del recorte de capacidad que pretende la dirección.

Los trabajadores de tierra y tripulantes de cabina están llamados a secundar una huelga que, si no hay acuerdo antes, se desarrollará en tandas de cinco días, de lunes a viernes, en semanas alternas, a partir del 18 de febrero. Es decir, convocan huelga del 18 al 22 de febrero, del 4 al 8 de marzo y del 18 al 22 de marzo, sin afectar a la Semana Santa. Si se mantiene el desacuerdo los sindicatos aseguran que volverían a movilizarse después de esas vacaciones.

El sindicato de pilotos SEPLA se mantiene de momento al margen de la movilización, pero está previsto que estudie la posibilidad de adherirse.

Tras la reunión del SIMA el director de Recursos Humanos de Iberia, José Luis Romero, ha lamentado la decisión de los sindicatos. Y ha puesto el acento en que la empresa ha llegado a proponer un recorte de plantilla un 30% menor que el planteado inicialmente, en noviembre, y ha asegurado que todas las bajas podrían haberse realizado mediante jubilaciones anticipadas.

Los portavoces sindicales ponen el acento en que la dirección, más allá del ajuste, no asume compromisos concretos para garantizar la competitividad de la aerolínea a medio y largo plazo, en cuanto a inversiones o renovación de la flota de aviones. Francisco Rodríguez, de UGT, afirma que "las decisiones sobre Iberia están ya tomadas por parte del consejo de administración de IAG con el beneplácito del consejero delegado de Iberia: la idea clara es desmantelar la compañía aérea española".