Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Los sindicatos valoran el primer año de la reforma laboral como un fracaso

UGT y CCOO destacan que en 2012 se ha destruido más empleo por cada punto del PIB perdido que en 2009, el peor año de la crisis

El 10 de febrero se cumple un año de la aprobación de la reforma laboral del Gobierno de Rajoy, y los sindicatos ya tienen lista su valoración. El veredicto es rotundo: un fracaso. UGT y CCOO han hecho sus informes por separado, pero coinciden en que todos los indicadores del mercado laboral han empeorado desde la entrada en vigor de la norma. Además, resaltan que no se ha cumplido ninguno de objetivos que el Gobierno se marcó hace un año cuando aprobó la reforma.

En su informe "Un año de reforma laboral: evolución de la contratación, el empleo y los despidos", UGT se sirve de las cifras oficiales para evaluar los efectos de la norma. Entre esos datos destacan que en el periodo de vigencia de la reforma ha caído la contratación un -3,6%, el número de ocupados retrocede un -5% respecto al año anterior, el número de desempleados sube más de un 13% y el número de ERE aumenta en un 66%.

Por otro lado, en materia de negociación colectiva, aprecian una paralización en la negociación de los convenios, un aumento de la conflictividad (expresada en el número de huelgas y el recurso a los servicios de arbitraje) y alertan de que un 30% de convenios corren el riesgo de desaparecer en los próximos meses por las medidas dispuestas en la reforma.

Más destrucción de empleo por punto de caída del PIB

La conclusión de UGT la trasladaba su Secretario General, Cándido Méndez, comparando los resultados con los objetivos de la reforma que se había marcado el Ejecutivo. "El Gobierno decía hace un año que pretendía con la reforma reducir la sangría de destrucción de empleo, buscar fórmulas alternativas al despido a través de la flexibilidad y evitar la judicialización de los conflictos laborales". Ante los datos, añadía, "podemos decir que la reforma ha sido un fracaso. No ha conseguido ninguno de los objetivos que el gobierno se había fijado".

Méndez aportaba un dato más: la destrucción de empleo por punto de retroceso de la economía ha sido más intensa en 2012 que en 2009, un año que fue más duro en términos de caída del PIB. "En 2009 por cada punto de caída del PIB se redujo la población ocupada en 370.000 personas. En 2012 por cada punto de caída del PIB la población ocupada se ha reducido en 587.600". "Alguna relación tendrá con la reforma laboral", ha apostillado.

Más despidos entre los veteranos

CCOO también destaca en su análisis esta mayor destrucción de empleo por punto de PIB, y desglosa algunos efectos adicionales de la reforma. En su informe "Un año de reforma laboral. Indicios de los efectos de la reforma laboral", destacan entre otras cosas que ha aumentado sensiblemente la antigüedad de los trabajadores indefinidos despedidos en 2012 con respecto a los años anteriores. Lo ligan a la reforma, porque "ahora es más barato despedir a los trabajadores más veteranos". La antigüedad media del trabajador indefinido despedido en el último trimestre de 2012 era de casi 80 meses, frente a casi 74 en 2011.

Otro de los efectos que detectan es la caída importante de empleo público a partir de la entrada en vigor de la reforma, "que facilita que se lleven a cabo expedientes colectivos de extinción de contratos en la Administración Pública". La caída de empleo público en 2012 se cifra en 218.900, "lo que hace volver su volumen total al nivel previo del principio de la crisis, con lo que el papel anti-cíclico desempeñado por el empleo público a lo largo de la misma ha sido, al final, un juego de suma cero".