Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

PRESUPUESTOS DE LA UNIÓN EUROPEA

Los líderes europeos consideran que el acuerdo de presupuestos es justo pese a los recortes

Cameron asegura que "el límite de la tarjeta de crédito de la UE era demasiado alto" y Hollande considera que el acuerdo es lo máximo que se podía conseguir

EFE/Thierry Roge / El primer ministro británico, David Cameron, durante la reunión del Consejo Europeo celebrada en Bruselas

Los partidarios de reducir el presupuesto comunitario, entre los que se encuentran Reino Unido, Alemania y Holanda, han mostrado su satisfacción después de que se haya acordado un recorte de más de 33.000 millones de euros. El presidente francés, Fraçois Hollande, ha reconocido que el acuerdo no es todo lo que habría deseado pero ha defendido que no se podía lograr más.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que el presupuesto de la UE para el próximo periodo 2014-2020 es el resultado de un acuerdo "positivo" que servirá para impulsar el crecimiento y el empleo, pese a que los jefes de Estado y de Gobierno europeos hayan pactado por primera vez un recorte sobre el gasto respecto al ejercicio anterior.

"Es un acuerdo positivo e importante porque da capacidad de acción y de planificación para proyectos clave, importantes para el crecimiento y el empleo", ha declarado en rueda de prensa Merkel, al término de unas negociaciones a 27 que han durado más de 24 horas seguidas.

El primer ministro británico, David Cameron, se ha mostrado satisfecho con la rebaja del presupuesto para los próximos siete años, y ha destacado que el nuevo límite de la "tarjeta de crédito" comunitaria ayudará a emplear mejor los fondos.

"Es un buen acuerdo para el Reino Unido y para Europa, y también para los contribuyentes europeos", ha dicho concluido.

El presidente francés, François Hollande, ha admitido este viernes que el acuerdo de los líderes europeos "no es todo lo que habríamos deseado", pero ha defendido que es lo máximo que se podía conseguir en las actuales circunstancias.

"Intento preservar el interés europeo. Podría haber rechazado el acuerdo pero ¿cuál sería la consecuencia? El presupuesto se habría convertido en anual y habría sido muy difícil emprender proyectos a largo plazo. No habría sido bueno para Europa", ha sostenido Hollande.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha defendido que el presupuesto pactado está "orientado al futuro, es realista y está movido por las preocupaciones más acuciantes" como combatir el paro juvenil o promover la competitividad, así como que se trata en todo caso de "un compromiso que muestra la responsabilidad colectiva" en un momento de dificultad fiscal.

"Quizá no sea el presupuesto perfecto de nadie, pero hay mucho en él para todo el mundo", ha defendido Van Rompuy, quien ha dejado claro que "Europa no es una máquina de gastar dinero" y que el presupuesto refleja "las dificultades" de consolidación fiscal en los Estados miembros, como quería especialmente Reino Unido.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha admitido que hubiera "preferido" un resultado más próximo a la propuesta inicial del Ejecutivo comunitario, "más ambiciosa", aunque ha admitido que se ha llegado al "más elevado" posible, que todos podían aceptar.

Barroso también ha admitido la importancia de "reconocer" que "la mayor parte" de los Estados miembros se encuentran en una situación económica "extremadamente difícil" y a pesar de ello "han mantenido este nivel". "Son buenas noticias", ha reconocido.

También ha recordado que el consentimiento de la Eurocámara al presupuesto "es una condición esencial", motivo por el cual ha subrayado la importancia de darle "la máxima flexibilidad posible" al presupuesto para poder transferir partidas de un año a otro.