Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Diez muertos y casi medio millón de personas sin luz por el temporal 'Nemo' en EEUU

La Policía ha tenido que rescatar a varias decenas de personas de sus vehículos al quedarse atrapados por la nieve

La Policía ha tenido que rescatar a varias decenas de personas de sus vehículos al quedarse atrapados por la nieve. / REUTERS

El temporal de nieve y tormentas 'Nemo' que azota el litoral noreste de Estados Unidos, la zona más poblada del país, se ha cobrado la vida de diez personas y ha dejado a casi medio millón sin luz con más de un metro de nieve en algunos estados.

Seis de los fallecidos se han registrado en el estado de Connecticut, entre ellos un niño de 11 años, dos en Nueva York, y uno en New Hampshire y Boston. La Policía ha tenido que rescatar a varias decenas de personas de sus vehículos al quedarse atrapados por la nieve, según ha informado la cadena estadounidense 'NBC'.

A lo largo de la jornada del sábado, la situación ha mejorado lentamente. Los aeropuertos del Estado de Nueva York han reanudado su actividad, aunque con restricciones. También lo hará el principal aeropuerto de Boston, que no autorizará ningún despegue.

El gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, ha vaticinado que 'Nemo' continuará arreciando durante "unos días" más, mientras que en dicho Estado la nieve acumulada en ciudades como Hampden ha rebasado el metro de altura. En el resto de Estados del noreste del país se han registrado niveles superiores a los 29 centímetros y que han llegado a rozar, como máximo, el metro.

En Nueva York y en toda la región de Nueva Inglaterra las autoridades estadounidenses han recomendado a la población que permanezcan en sus casas.

Medio millón de personas sin luz

Alrededor de 460.000 personas se han quedado sin suministro eléctrico, de las cuales cerca de 310.000 viven en Massachusetts y 115.000 en Rhode Island. El gobernador de este Estado, Lincoln Chafee, ha declarado a la cadena 'CNN' que el "principal de los desafíos" para las autoridades está siendo "los numerosos apagones en combinación con los fortísimos vientos".

Las rachas de viento han alcanzado los 133 kilómetros por hora en Massachusetts, una intensidad equiparable a la de un huracán de categoría uno. En Boston y Connecticut los vientos han rebasado también la barrera de los 100 kilómetros por hora. Estas rachas han provocado numerosos problemas en el transporte urbano y en Nueva York entre 60 y 100 vehículos han sufrido daños de diversa consideración por la caída de árboles o accidentes de tráfico a causa de la nieve.