Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El Supremo mantiene los antecedentes a Sáenz

La sala de lo contencioso-administrativo sostiene que el Gobierno de Zapatero se extralimitó al cancelar los antecedentes penales del banquero para que pudiera seguir ejerciendo sus funciones

EFE / El entonces consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, en una imagen de archivo

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha anulado en una decisión sin precedentes el indulto al consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, porque el Gobierno fue más allá al cancelar sus antecedentes penales. Una cuestión de forma que permitió al número dos de la entidad bancaria seguir ejerciendo su actividad y evitar su inhabilitación.

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha tumbado por unanimidad el indulto a Alfredo Sáenz, condenado a tres meses de arresto e inhabilitación por un delito de denuncia falsa, en lo que afecta a la cancelación de los antecedentes penales. Los magistrados sostienen que el Gobierno en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero se excedió en sus atribuciones al borrar esos antecedentes penales al consejero delegado del Banco Santander para que pudiera seguir ejerciendo la actividad bancaria. La ley impide este ejercicio a todas aquellas personas que hayan sido condenadas por delito doloso, ya que se presume que no cuentan con el requisito de honorabilidad.

El alto tribunal rechazó las querellas presentadas por esta decisión contra el que fuera Presidente del Gobierno, José Luis rodríguez Zapatero, y el entonces Ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Los magistrados archivaron las querellas pero se despacharon a gusto contra el indulto a Sáenz. La sala de lo penal llegó a afirmar que el indulto era una "herencia del absolutismo, una prerrogativa regia y una manifestación de justicia retenida".

Fuentes que participaron en la concesión del indulto consultadas por la Cadena SER han recordado que el fiscal informó a favor de concederlo en toda su extensión y que, ante la ausencia de una normativa que lo regulara, se copió el modelo que siguió el Gobierno de Aznar para indultar al juez Javier Gómez de Liaño.

Alfredo Sáenz: "Las declaraciones del gobernador del BCE me parecen muy positivas".