Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

El ministro Wert suprime las becas para estudiar idiomas en el extranjero

Los presupuestos de Educación señalan que las ayudas serán sustituidas por cursos de inmersión lingüística en España "más eficaces para mejorar el manejo oral de las lenguas extranjeras"

Este verano no habrá becas del ministerio de Educación para estudiar idiomas en el extranjero. Así lo recoge la letra pequeña de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 y así lo ha confirmado a la SER el ministerio de Educación que previamente no había informado de la supresión de estas ayudas de las que el curso pasado se beneficiaron unos 12.000 alumnos, con un importe de 22 millones de euros. El argumento es que es más eficiente aprender inglés en España que en el extranjero

Hace tres semanas fueron las becas Séneca, de movilidad interuniversitaria, y ahora siguen el mismo camino las becas para estudiar idiomas en el extranjero. El ministerio de Educación ha confirmado a la cadena SER que no habrá convocatoria este año para realizar cursos de idiomas en el extranjero. Los motivos aducidos figuran en la página 389 del presupuesto de Educación donde se señala textualmente que "no se convocarán ayudas para el aprendizaje de idiomas en el extranjero que serán sustituidas por cursos de inmersión en España que se han mostrado más eficientes para la consecución de la mejora del manejo oral de las lenguas extranjeras por parte de quienes ya tienen un suficiente conocimiento teórico".

Una argumentación que choca con la que manejaba el propio ministerio en la convocatoria del curso pasado. La orden ministerial publicada en el BOE en marzo de 2012 señalaba entonces que "la experiencia demuestra que para obtener un buen conocimiento de otras lenguas es conveniente pasar algún periodo de tiempo en los países correspondientes. Dichas estancias constituyen el complemento idóneo para conseguir una mayor fluidez en el idioma que se estudia, al tiempo que poseen un gran valor formativo al poner a los estudiantes en contacto con otras culturas".

El año pasado el ministerio destinó 22 millones de euros para becas de idiomas en el extranjero. En total se beneficiaron de ellas unos 12.000 alumnos. Las ayudas ahora suprimidas estaban dirigidas a alumnos universitarios con los requisitos de renta exigidos para ser beneficiario de beca y que además hubieran obtenido una nota mínima de 7 en su expediente académico. Los cursos tenían una duración de al menos tres semanas con un mínimo de 20 horas lectivas a la semana y podían realizarse entre el 1 de julio y el 30 de enoviembre. Las ayudas iban dirigidas a estudiantes de inglés, francés y alemán en países de la Unión Europea, además de Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda. La cuantía económica oscilaba entre los 1.700 y los 2.645 euros según el destino.

Fuentes de Educación han señalado que sólo se mantendrán las becas para estudiar francés en Francia. Se trata de una partida de 500 ayudas, con un importe medio de 900 euros. Es decir, apenas 450.000 euros sobre un importe total que el año pasado superó los 22 millones de euros.

De tres semanas en el extranjero a una semana de inmersión lingüística en España

La alternativa a partir de ahora para obtener una beca de idiomas del ministerio de Educación pasa por ayudas para cursos de inmersión de una semana de duración impartidos en España en colaboración con la UIMP, así como por becas para cursos de inmersión en lengua inglesa, en la modalidad "pueblo inglés" para estudiantes becarios no universitarios. Fuentes de Educación señalan que el cambio obedece al alto grado de satisfacción expresado por los alumnos de Bachillerato y FP que el año pasado realizaron cursos de inmersión lingüística en España, demostrando así la eficiencia de estudiar idiomas en nuestro país y no necesariamente en el extranjero.

El ministerio de Educación no ha podido cuantificar cuál es el presupuesto final para becas de idiomas en 2013 ni tampoco si la cuantía destinada a los cursos en el extranjero ahora suprimidos se amortiza por completo, o se destina parcialmente a financiar los cursos de inmersión en España.