Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

documentointegro

El triple desprecio del Gobierno

CADENA SER / Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy'

Antes de que el vendaval de la presunta corrupción inunde este espacio de noticias vamos a detenernos en subrayar la importancia de las instituciones en la democracia y el peligro que representa no darle su sitio en nuestra sociedad. El Parlamento, la sede de la soberanía nacional, aprueba las leyes -esa es su función legislativa- pero tiene otro cometido igual de esencial: el control del Gobierno.

Pues bien, las dos funciones se han visto devaluadas en esta legislatura, y con ellas la calidad de nuestro sistema democrático. La legislativa carece hoy de peso, porque el Gobierno de Mariano Rajoy, desde el dominio pleno que le da la mayoría absoluta, ha abusado de la fórmula del decreto ley, con lo que todas sus decisiones y reformas esquivan el tamiz del trámite parlamentario y, por tanto, las aportaciones de otros grupos para enriquecer el debate.

Y la función de control pierde peso, porque el presidente del Gobierno es igual de reacio a comparecer ante el Congreso de los Diputados que ante la prensa. El último ejemplo, ayer mismo. La decisión del PP, echando mano de su mayoría, de juntar en un solo pleno el debate sobre el Estado de la Nación -el primero que convoca Rajoy en más de un año- con el obligatorio debate que sucede a cada Consejo Europeo.

Una decisión aún más grave por la trascendencia de lo que se acordó en la última cumbre de Bruselas: nada menos que el presupuesto de la Unión para los próximos años.

De este modo, el Gobierno muestra un desprecio triple: hacia Europa, por romper la tradición de consagrarle un espacio propio en el Parlamento; hacia el Debate sobre el Estado de la Nación, al convertir en un cajón de sastre lo que debería ser una discusión a fondo de la situación política en España; y hacia los ciudadanos, de los que luego se asombran porque se alejan de la política, por utilizar a continuación, sin rubor alguno, tácticas de manual para empobrecer esa misma política en el lugar donde debería ser más relevante. Y cuando más falta hace.

Pepa Bueno: "El triple desprecio del Gobierno".