Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Presidentes de la 'Banca Vaticana' de armas tomar

El Papa Benedicto XVI ha ratificado el nombramiento de Ernest von Freyberg como nuevo Presidente del IOR (Istituto per le Opere di Religione) once días antes de su renuncia al pontificado

/ CORRESPONSAL EN ROMA 16/02/2013 - 10:26 CET

El anterior presidente del IOR (banca vaticana) Ettore Gotti Tedeschi fue destituido de forma fulminante, sin explicaciones hace 7 meses. En Italia aparece en los más graves escándalos financieros de los últimos meses, entre otros el de la Banca Monti Paschi di Siena o de corrupción en Finmeccanica, la principal industria militar italiana.

A propuesta de la jerarquía eclesiástica romana en la Comisión Cardenalicia de Vigilancia del banco, Benedicto XVI ha estampado su sello papal -sello que deberá destruirse tras su renuncia en once días- en el nombramiento del abogado alemán Ernest von Freyberg al frente de la entidad financiera de la Santa Sede.

Nombramiento polémico

Sin embargo el ilustre abogado alemán Von Freyberg ha sido presidente de los astilleros navales Blohm+voss de Hamburgo que en los últimos años ha construido barcos de guerra para la marina militar de Argentina, Nigeria, Portugal o Alemania, entre otros países.

"No sé si construyen solo naves de guerra o naves en general" -ha replicado Federico Lombardi, el portavoz del Papa- "En cualquier caso, sí sabemos que organiza peregrinaciones al santuario de Lourdes".

Entre otros barcos de guerra la Blohm+voss de Hamburgo que ha presidido Von Freyberg ha suministrado en los últimos años los destructores Meko 360H2 y Meko H1, las fragatas F215 y F209 o patrulleras para las fuerzas armadas de diversos países.

El papa en su encíclica

Es difícil saber si la Comisión Cardenalicia de Vigilancia del Instituto para las Obras de Religión, que preside el Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, informó de tales extremos al Papa Benedicto XVI, que en su encíclica 'Caritas in Veritate' (la Caridad en la Verdad de 2009) afirma que "en la construcción de la paz deben adoptarse compromisos para alejar las amenazas tipo bélico".