Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

"En Marruecos no hay riesgo de revuelta, pero sí malestar social"

Entrevista con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Saad Edine Othmani

MINISTERIO MARROQUI DE ASUNTOS EXTERIORES / La Cadena SER ha hablado con Saad Edine Othmani, ministro marroquí de Asuntos Exteriores.

A pocos días de la visita a Rabat del rey Juan Carlos I, el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Saad Edine Othmani, nos habla de las relaciones entre los dos países, del clima social tras la primavera árabe y de la amenaza del terrorismo islamista en la región.

P: ¿Cómo se encuentran las relaciones entre Marruecos y España desde que allí gobiernan los islamistas moderados del Partido Justicia y Democracia?

R: Las relaciones entre Marruecos y España son muy buenas, excelentes. Esto se ha mantenido con la llegada al poder del PJD en marruecos y el PP en España. En este momento hay una aproximación entre los dos países, porque tenemos desafíos comunes. Tratamos de lograr una mayor cooperación a nivel económico. Hoy España es el primer socio comercial de Marruecos, por primera vez en la historia. También en el plano cultural. En Marruecos hay 6 millones de personas que hablan español. En el plano político hay una concertación continua entre los dos países sobre las grandes cuestiones políticas de la región y del mundo.

P: Los dos países tienen un desafío común: la amenaza terrorista de los radicales en el Norte de África. ¿Cuál es la situación en Marruecos?

R: Marruecos, gracias a la sabiduría y clarividencia de su Majestad (el rey Mohamed VI), a los esfuerzos hechos para asegurar sus fronteras y a los esfuerzos políticos, es un país en general seguro. El terrorismo es una plaga internacional que pasa fronteras, así que es difícil decir que estamos totalmente seguros frente a esa plaga. Pero en general, en relación con los países de la región, es el más seguro.

P: ¿Cómo es, en este sentido, la cooperación entre España y Marruecos?

R: Hay cooperación a todos los niveles. Amenazas de seguridad tenemos muchas, el terrorismo sólo es una. Existe el tráfico de drogas, de armas, de personas. Hay muchas amenazas para la seguridad. Creo que en ese sentido hay una cooperación entre España y marruecos que es importante seguir mejorando por el bien de los dos países. Siempre digo que el mar no separa, sino que une. Tenemos el deber de asegurar nuestra región.

P: Ahora mismo se desarrolla la operación militar de Francia en Mali. Hay quien la considera colonialista, ¿Cuál es su posición?

R: En absoluto, no es colonialista. Lo primero que hay que decir es que se produce a petición del gobierno de Mali. Además, se da en un contexto de urgencia, para salvar Mali, por las amenazas que había sobre la capital, Bamako. Además, se trata de una ayuda para el ejército de Mali mientras se espera que la misión africana esté activa y operacional sobre el terreno. Según el gobierno francés, en ese momento se retirarán de Mali.

P: En Marruecos se han hecho reformas hacia una mayor democracia que han evitado una revolución como la vivida en otros países árabes. Pero, al igual que en España, existe un grave problema con el desempleo juvenil que puede ser caldo de cultivo para la inestabilidad. ¿Qué hace su gobierno en este sentido?

R: Al igual que España, nosotros tenemos nuestras dificultades. Intentamos hacer lo que podemos, pero no es fácil dar trabajo a todo el mundo con una tasa de crecimiento muy baja. Tiene que haber una tasa de crecimiento que se acerque al 6% para poder abordar ese problema. El gobierno marroquí trata de desarrollar programas sobre el terreno para superar esas dificultades.

P: ¿Pero hay riesgo de revueltas?

R: Yo creo que no hay riesgo de revueltas, pero sí hay un malestar social. Pero sí que hay una enfermedad social, hay dificultades económicas y sociales. No es fácil afrontarlas. Pero creo que es posible superarlas, aunque sea parcialmente, a la espera de que tengamos una tasa de crecimiento mejor.