Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Exjefes de ETA juzgados en París lamentan "los daños causados" a algunas de sus víctimas

Garikoitz Azpiazu Txeroki ha leído un texto ante el Tribunal en nombre de ETA en el que dice "lo sentimos" en referencia al daño causado a ciudadanos sin ninguna responsabilidad en el conflicto

Jefe de los comandos militares de ETA Mikel Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki

La sala del tribunal de París en el que ha comenzado el juicio contra una decena de miembros de ETA, entre ellos varios jefes de la banda, ha servido para que Txeroki haya leído un texto en nombre de ETA dirigido "al corazón de los aparatos del Estado francés", en el que se ha referido con un "lo sentimos", a los "daños causados" a ciudadanos sin ninguna responsabilidad en el enfrentamiento. En el comunicado afirma también que han luchado durante demasiado tiempo en el campo de batalla y ha pedido una oportunidad al diálogo para solucionar el conflicto.

El juicio contra diez miembros de ETA, entre los que figuran varios exjefes como Garikoitz Aspiazu, Txeroki, uno de los más duros de la banda terrorista, ha comenzado con la lectura de un comunicado en el que, tras reconocer su pertenencia a ETA, han reconocido el daño causado a una parte de sus víctimas, las que según dicen "no tienen ninguna responsabilidad en el conflicto" y a las que dedican un "lo siento".

El juicio que ha comenzado este lunes en el Tribunal de lo criminal de París se debe precisamente al secuestro de unos vecinos de la localidad guipuzcoana de Orio a quienes se sustrajo una furgoneta en la región francesa de Las Landas para realizar un atentado que finalmente no se cometió.

Los presos juzgados son Garikoitz Aspiazu Rubina, Aitzol Iriondo Yarza, Jurdan Martitegi Lizaso, Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, Ohian Barandalla Goñi, Alaitz Aramendi Jaunarena, Ander Mujica Andonegi, Luis Ignacio Iruretagoiena Lanz, Aitzol Etxaburu Artetxe e Itziar Plaza Fernández, varios de ellos, señalados como responsables del aparato militar ETA en los últimos años.

El comunicado leído por Txeroki, que está dirigido "al corazón de los aparatos del Estado francés", se dice también que "hemos luchado durante largo tiempo en el campo de batalla; demasiado tiempo, demasiado sufrimiento". Se recuerda la decisión de ETA de poner fin a la lucha armada en octubre de 2011, sin trampas, y se pide al Gobierno una oportunidad al diálogo para solucionar el conflicto en una mesa de negociación.

ETA, mediante esta declaración, reconoce que muchas heridas están aún por cerrar, que son profundas y dolorosas, y que es responsabilidad de todos intentar sanarlas. Entiende que la superación de las consecuencias del conflicto no es más que una parte del proceso, y que también deberán abordarse sus causas. Los encausados afirman que buscar los acuerdos en ese campo corresponde a los agentes vascos y la ciudadanía, mediante un proceso democrático.