Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

FONDO SOCIAL DE VIVIENDAS

Abierto el plazo para solicitar el alquiler de un piso a bajo precio tras un desahucio

Los bancos publican en sus páginas web el listado de viviendas y las condiciones para acceder a su arrendamiento

Las principales entidades que aportan viviendas al fondo social de alquiler para desahuciados han abierto ya el plazo de solicitudes. En los portales de cada banco, o en sus oficinas, puede consultarse la relación de pisos, los requisitos y la documentación necesaria para optar a su alquiler, con los formularios que hay que rellenar y remitir al propio banco que haya realizado el desalojo. Básicamente, la entidad dará prioridad a aquellas personas con mayores cargas familiares y con menores ingresos. El periodo para optar a la primera remesa de viviendas finaliza en distintos días de marzo, dependiendo de cada banco, y la primera asignación de pisos se realizará a finales de ese mes.

Las viviendas están repartidas por toda España, aunque pocas de ellas se localizan en grandes ciudades o capitales de provincia. Sus precios oscilan entre 150 y 400 euros al mes, con un límite máximo del 30% de los ingresos de la familia. El tamaño varía entre los 25 y los 180 metros cuadrados.

CaixaBank es la entidad que más información ofrece, incluido el precio al que alquila cada piso. El resto de bancos se limita a dar la superficie o el número de habitaciones y su ubicación.

Podrán acceder a ellas quienes hayan sido desahuciados a partir del 1 de enero de 2008 y se encuentren en situación de especial vulnerabilidad, lo que implica ser familia numerosa, o tener un menor de 3 años a cargo, o estar en paro y haber agotado las prestaciones por desempleo, entre otros supuestos. Además, el conjunto de los ingresos de la familia no podrá superar los 1.600 euros mensuales, y ninguno de sus miembros podrá ser propietario de una vivienda.

El contrato de arrendamiento será de dos años, prorrogable un año más si la entidad considera que se siguen cumpliendo las condiciones para acceder a estas viviendas.

Los interesados deberán solicitar la vivienda en el mismo banco que llevó a cabo su desalojo y será la propia entidad la encargada de valorar si se cumplen los requisitos, aunque podría contar con la ayuda de los ayuntamientos y diputaciones que se adhieran al convenio.

Bankia aportará a este fondo 1.000 pisos, BBVA casi 900 y CaixaBank, 850. Banco Santander participará con algo más de 400 viviendas, a las que se suman las 140 de Banesto, y Catalunya Caixa contribuirá con 355, entre las principales entidades. En total, el fondo estará constituido por 6.000 pisos.