Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Dimite el Gobierno búlgaro en bloque tras las protestas por el precio de la energía

El primer ministro, Boiko Borisov ha presentado la dimisión de su Gobierno en el Parlamento

REUTERS / Miles de ciudadanos han protestado en las últimas semanas contra los altos precios de la electricidad en Bulgaria

Borisov, envió hoy al Parlamento la dimisión de su Gobierno, anunciada pocas horas antes, tras diez días de intensas protestas populares contra los altos precios de la electricidad.

"El Parlamento votará mañana por la mañana la dimisión del Gobierno", anunció en la Cámara la presidenta del Legislativo, Tsetska Tsacheva, tras leer la carta de Borisov. "Cumpliremos nuestras funciones hasta que se elija un nuevo Gobierno y haremos todo lo necesario para asegurar la continuidad en el gobierno del país", asegura el jefe del Gobierno en la misiva.

"A partir de hoy el Gobierno no tiene nada que hacer. Cada gotita de sangre para nosotros es una mancha. No puedo ver un Parlamento rodeado por tapias", dijo Borisov en el Parlamento, en alusión a los heridos en las manifestaciones celebradas en varias ciudades del país en las dos últimas noches.

Al menos cinco personas resultaron heridas este martes en Sofía en enfrentamientos entre la policía y unas 3.000 personas que intentaron llegar hasta el Parlamento.

Esas nuevas y violentas protestas se produjeron a pesar de que Borisov había reaccionado a las manifestaciones anteriores forzando el lunes la dimisión del ministro de Finanzas, Simeon Dyankov, y prometiendo ayer que bajará el precio de la electricidad un 8%.

También anunció multas a las distribuidoras de electricidad (la austríaca EVN y las checas CEZ y Energo-Pro) y la retirada de la licencia a una de ellas (CEZ), un procedimiento que ya se ha puesto en marcha por el regulador eléctrico búlgaro.

"Ayer hicimos lo máximo que podíamos hacer para responder a las exigencias de los manifestantes", subrayó esta mañana el jefe del Gobierno tras anunciar que su Ejecutivo presentará su dimisión hacia el mediodía.

Además, aconsejó a los 117 diputados de su partido, GERB, que también dimitan y abandonen sus escaños.

"El Estado necesita nuevamente un crédito de confianza y el pueblo debe decidir cómo gobernarse", señaló. Aseguró que su partido GERB no participará en un eventual gobierno técnico. "No voy a participar en un Gobierno en el que la policía pelea con la población." añadió