Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El Gobierno de Cospedal recomienda no utilizar la palabra desahucio

Fuentes de la Consejería de Fomento de la Junta han explicado a la Cadena SER que se ha hecho para no crear alarma social

ÓSCAR GARCÍA TOLEDO 26/02/2013 - 19:08 CET

La consejería de Fomento ha difundido una orden interna para que en los requerimientos de pago enviados a deudores que residen en viviendas públicas se cambien expresiones tales como "desahucio" o "desalojo" por otras menos contundentes. La instrucción, a la que ha tenido acceso la SER, se produce días después de que el PSOE de Ciudad Real denunciara que la Junta estaba enviando órdenes de desahucios (200 en concreto) a personas que no podían pagar las mensualidades de sus viviendas públicas, algo que el gobierno regional desmintió el domingo diciendo que esas cartas eran requerimientos de pago.

Fuentes de la Consejería de Fomento han explicado a la SER que se ha hecho para no crear alarma social ya que el Gobierno no va a acometer ningún proceso de desahucio. No lo hará al menos hasta que se termine de elaborar una nueva norma con el objetivo de crear otro procedimiento de actuación frente a deudores. Y es que, según esas mismas fuentes, se están detectando casos de fraude: por ejemplo, personas que pueden pagar pero no lo hacen, o deudas acumuladas de 15 años.

El objetivo de este nuevo procedimiento es diferenciar entre las familias que efectivamente no puedan hacer frente a los pagos y aquellas personas que sí pueden y por tanto cometen fraude. Mientras tanto, dice la Junta, se ha ordenado no utilizar esas expresiones para no crear alarma social. Simplemente se comunica la deuda que tiene esa persona con la administración para que sepa que no vence. Las fuentes consultadas por la SER no han precisado más detalles sobre esta nueva norma ni tampoco sobre la cuantía a la que podría ascender el presunto fraude detectado.

Esta orden interna la firma Juan Carlos Paniagua, jefe de servicio en gestión y patrimonio de vivienda. Textualmente dice: "Os doy instrucciones nuevas del Director General. La noticia sobre que la Junta iba a desahuciar a más de 200 familias nos lleva a la necesidad de que en los escritos de la consejería o de la empresa adjudicataria, NOVASOFT, referentes a la reclamación de deuda, evitemos la utilización de palabras como desahucio, desalojo, lanzamiento o pérdida de vivienda". "Estas expresiones -continúa la instrucción- las debéis sustituir por otras menos contundentes tales como...que la deuda no prescribirá o que usted seguirá siendo deudor de la administración. Lo importante, concluye la orden, es que el usuario sepa que ha incumplido y que es una causa de resolución de su contrato".

"Se omitirá -insiste Paniagua- toda referencia a que será desahuciado, lanzado de su vivienda, privado de ella". De hecho se pide que se vayan modificando los formularios o los modelos utilizados. Esto no afecta, dice finalmente la instrucción, a los okupas.