Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El Partido Popular tramitó la salida de Luis Bárcenas como una baja voluntaria

Según ha sabido la Cadena SER, la información que consta en la Tesorería es que la salida de Luis Bárcenas se tramitó como baja voluntaria y no despido

El PP echó a Bárcenas del partido con una "baja voluntaria" pero no le despidió. Ahora el extesorero del PP, Luis Bárcenas, demanda al partido por despido improcedente. Según su versión, estuvo contratado como asesor desde 2010 hasta el 31 de enero de este año, fecha en la que fue dado de baja de la Seguridad Social sin su consentimiento. Una información que contradice las versiones que han dado desde Génova en las últimas semanas. En todo momento han insistido en que Bárcenas dejó de trabajar para el partido hace años.

El Partido Popular tramitó la salida de Luis Bárcenas en la Tesorería General de la Seguridad Social bajo el concepto de "dimisión o baja voluntaria", un dato que coincide con la versión de Bárcenas que asegura haber sido dado de baja sin que el partido se lo comunicara y sin su aprobación. Se trata de un trámite no vinculante para el trabajador pero, según los inspectores de trabajo consultados, la empresa - en este caso el PP - no puede "mentir", es decir, la baja voluntaria tendría que haberse tramitado con el consentimiento y la firma del propio extesorero. Si el PP hubiera tramitado la dimisión o baja voluntaria por error podría haberlo subsanado, algo que tampoco ha hecho.

Según la información de la Tesorería de la Seguridad Social, consultada por la Cadena SER, el propio Partido Popular registró la baja el pasado 31 de enero de 2013 - tras haberle dado de alta en abril de 2010 - y se hizo efectiva el pasado 6 de febrero.

Si a Bárcenas el partido le dio de baja sin consultarle, como denuncia el exgerente, éste tendrá que demostrar en los tribunales que efectivamente ha estado trabajando como asesor y presentar pruebas. El extesorero, quien ha reconocido acumular 38 millones de euros en bancos suizos, en caso de ganar en los tribunales podría reclamar al PP una indemnización por despido improcedente, además de la cantidad que ya ha recibido, y acabar cobrando la prestación por desempleo.

Con este escenario, ya no es sólo la inspección de la Tesorería de la Seguridad Social a quien interesa aclarar este asunto, ahora también le compete al Servicio Público de Empleo Estatal, el antiguo INEM.

Las dificultades para pronunciar el nombre de Bárcenas. 

González Pons: "El PP tiene la credibilidad que tiene y Bárcenas tiene la credibilidad que tiene, ustedes pueden elegir a quién creer". 

Alfonso Alonso: "Ojalá no se le hubiera contratado nunca al señor Bárcenas".