Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Cirque du Soleil vuelve a sus orígenes con 'Kooza'

Los canadienses despliegan su gran 'chapiteau' blanca en Madrid a partir del 3 de marzo y en Bilbao desde el 17 de mayo con un viaje al interior hecho a base de acrobacias y clown

Cirque du Soleil vuelve a sus orígenes con 'Kooza'

Acrobacias y payasos. Dos tradiciones circenses que recupera Cirque du Soleil en 'Kooza', el espectáculo con el que vuelve de gira a España este año y que supone una vuelta a los orígenes más clásicos de la célebre compañía canadiense pero que, como siempre, da una vuelta de tuerca más llamativa y sofisticada a sus excelsas acrobacias y puestas en escena.

'Kooza' cuenta la historia de Innocent, un solitario melancólico que busca su lugar en el mundo en un viaje interior y que, interaccionando con personajes tan cómicos como detestables, nos habla del temor, la identidad, el reconocimiento y el poder. Un mirada a eso que escondemos todos para la que ya se pueden comprar entradas.

La idea del circo en una caja subyace en esta obra, cuyo título en sánscrito significa caja, baúl o tesoro. Será precisamente Innocent quien encuentre esta caja de la que brota el Trickster, un personaje fundamental que le arrastra a su interior, a sus demonios y a su lado oscuro. Esa mirada que no queremos ver pero que "aceptando nuestra propia oscuridad y abrazándola, descubriremos la libertad".

Dirigido por David Shiner -premio Tony 1999 por Fool Moon-, Kooza bucea en el gran esfuerzo físico del ser humano. El más difícil todavía que vemos en el escenario con poderosas acrobacias que van desde un nuevo enfoque de funambulismo a gran altura con equilibrios imposibles en una torre de siete metros de altura de sillas o en una impresionante rueda de la muerte que el Cirque du Soleil nunca había representado bajo su carpa.

"Kooza versa sobre la conexión humana y el mundo de la dualidad, de lo bueno y de lo malo", explica Shiner. "El tono es divertido y gracioso, ligero y abierto. Es un espectáculo que no se toma a sí mismo demasiado en serio. Tiene mucho que ver con las ideas. A medida que avanza, explora conceptos como el miedo, la identidad, el reconocimiento y el poder", asegura el director.

Una vez más, Cirque du Soleil trae a España un montaje de una altísima exigencia física que combina los elementos más arriesgados e imposibles, de esos que nos hacen contener la respiración, con una explosión colorista y exótica en la que destaca el humor más bufonesco.

Cirque du Soleil estrenó Kooza en abril de 2007 y desde entonces ha cautivado a más de cuatro millones de espectadores de Norteamérica y Japón. Tras su paso por Londres a comienzos de año, el show visita el escenario Puerta del Ángel de la Casa de Campo Madrid del 3 de marzo al 5 de mayo y la explanada de Zorrozaurre en Botica Vieja de Bilbao del 17 de mayo al 16 de junio dentro de su gira europea, que proseguirá en verano en Bélgica.