Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Obama culpa a los republicanos del fracaso para evitar el 'secuestro fiscal'

La reunión con los líderes del Congreso en la Casa Blanca termina sin acuerdo

REUTERS/Kevin Lamarque / Obama habla en Washington sobre el 'secuestro fiscal'

Esta madrugada Barack Obama ha firmado la orden presidencial que da luz verde al llamado 'secuestro fiscal'. El presidente ha culpado a los republicanos del fracaso de las negociaciones para lograr un acuerdo que impida que en EEUU entren en marcha los recortes progresivos de 85.000 millones de dólares que ha calificado de "innecesarios" e "inexcusables".

Obama se ha reunido en la Casa Blanca con los líderes de ambos partidos en el Congreso, pero el encuentro no ha conseguido ningún avance. "No deberíamos estar haciendo una serie de recortes estúpidos y arbitrarios", decía Obama, que ha responsabilizado a los republicanos porque se niegan a acabar con las fisuras del código fiscal y "anteponen los intereses de los más ricos a los de la clase media". "Es innecesario y en un momento en el que muchos americanos todavía buscan trabajo es inexcusable", aseguraba Obama.

"El presidente tuvo su subida de impuestos el 1 de enero. La discusión sobre ingresos ha terminado. Ahora hay que hablar del problema de gasto en Washington", aseguraba el líder republicano de la Cámara John Boehner a la salida de la reunión. Obama ha insistido en que los recortes de 85.000 millones de dólares no se sentirán inmediatamente, pero tendrán efectos reales. "No anticipo una crisis financiera enorme, pero la gente resultará dañada. La economía no crecerá tan rápido como podría, el desempleo no bajará tan rápido como podría. Y hay vidas detrás de eso. Eso real y es innecesario. Ese es el problema."

El presidente ha dicho que el efecto de los recortes se extenderá por toda la economía. "Cuanto más tiempo estén en marcha, mayor será el daño para nuestra economía", añadió. Ha comparado el efecto con el de una bola de nieve ladera abajo, que se acelerará cada día que pasa y que podría llegar a costar 750.000 empleos y reducir el crecimiento de la economía hasta un 1%. A diferencia de otras ocasiones, esta vez no habrá votaciones de último minuto, ya que los congresistas se han ido de fin de semana. A la pregunta de una periodista de por qué no les ha obligado a quedarse y buscar una solución, Obama recordaba que "no es un dictador". "No puedo forzar al Congreso a hacer lo correcto", reconocía.

El presidente confía en que "el sentido común prevalecerá" y los dos partidos lograrán un acuerdo. Ha pedido a los congresistas de ambos partidos que fuercen a sus líderes a pactar. "Hay un grupo a favor del sentido común, pero es un grupo silencioso", decía. "Esto no es una victoria para nadie. Esto es una derrota para el pueblo americano", remarcaba el presidente que ha terminado lanzando un mensaje optimista. "Superaremos esto. Esto no va a ser el Apocalipsis. Simplemente es estúpido y va a doler".

Obama: "El dolor será real, muchas familias de clase media verán perjudicadas sus vidas de manera significativa". 

A vista de Lobo: Cuba, Túnez, EEUU.... 

Telegrama a Barack Obama. 

Luis Arroyo: "Obama es un gran encantador. Lo digo en el mejor sentido del termino". 

Entrevista Rafael Bengoa.