Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Obama apoya la solución de dos estados para el conflicto entre israelíes y palestinos

El presidente de EEUU ha comparecido en una rueda de prensa conjunta con Mahmud Abbas tras su reunión en Ramala

El presidente de EEUU y el presidente palestino posan durante la ceremonia de bienvenida en Ramala / REUTERS

Obama confía en las conversaciones directas como única vía para solucionar el conflicto. Sobre los asentamientos israelíes en territorio palestino no cree que sean constructivos ni apropiados

El presidente ha sido recibido con un amplio dispositivo de seguridad, con agentes de la policía paramilitar desplegados por las principales calles de la capital administrativa de Cisjordania.

El proceso de paz en Oriente Medio ha sido el tema central de la entrevista entre ambos mandatarios, después de que hace unos meses los palestinos obtuvieran de la Asamblea General el estatus no miembro a pesar de la oposición de Obama.

Obama cree que la posibilidad de una resolución pacífica "sigue existiendo para una solución de dos estados, sigo creyendo en que es la única oportunidad de conseguir una resolución pacífica de los conflictos. Para las personas de ambos lados, para que puedan prosperar y se incorporen en la economía global."

Precisamente en ese sentido asegura que "tanto israelíes como palestinos son muy emprendedores, podrían tener un gran éxito ayudando a mejorar la economía de la región en su conjunto." Obama visitó ayer una exposición de alta tecnología en Jerusalén, y ha destacado la importancia de que estuvieran"contratando ingenieros palestinos, porque estaban muy bien preparados".

Aun así, destaca las dificultades políticas que hay en ambas partes "aunque sabemos qué compromisos hay que realizar para conseguir la paz, es difícil admitir que son necesarios." Y ha añadido que "a veces es necesario separarse de lo que dicen los ciudadanos"

Sobre los asentamientos israelíes en suelo palestino ha asegurado que: "No consideramos que estos asentamientos continuados sean constructivos, apropiados, que sean algo que pueda acercar la paz, no creo que haya ninguna confusión con nuestra postura" y añade que "Israel también está preocupada por los misiles y dicen que por eso no pueden tener paz"

Ha querido matizar que los dos puntos prioritarios de la negociación son cómo generar el Estado de Palestina y como asegurar la seguridad de Israel. "Esta es la esencia de esta negociación. Si resolvemos esos dos problemas, el problema de los asentamientos también se resolverá"

El presidente estadounidense confirmó ayer en rueda de prensa con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que ha venido a "escuchar" porque busca ahora las vías para reactivar las negociaciones.

El negociador Saeb Erekat adelantó que los palestinos no reanudarán el diálogo a cambio de meros "gestos de buena voluntad" por parte de Israel y que EEUU debe obligar a ese país "a cumplir sus compromisos internacionales". El Gobierno israelí "debe aceptar la solución de dos Estados en las fronteras de 1967, principio que no ha aceptado en 20 años de proceso de paz", dijo Erekat.

Carteles contra Obama

Aunque por las principales calles alrededor de la Mukata no se veían hoy carteles contra Obama, la visita del presidente no despierta gran simpatía entre muchos palestinos, que consideran que no ha cumplido la visión que expuso en el histórico discurso de El Cairo en 2009.

Ayer, miércoles, activistas palestinos levantaron un campamento de protesta en una zona conocida como E-1, una de las más polémicas al este de Jerusalén por la intención israelí de colonizarla, y le exigieron en grandes pancartas que "devuelva el Premio Nobel de la Paz" que le concedieron ese mismo año. El campamento, de unas quince tiendas de campaña, fue levantado cerca de otro que, bajo el nombre de Bab El Shams (Puerta del Sol), fue evacuado por el Ejército israelí en enero.

En Hebrón unos veinte activistas palestinos, israelíes e internacionales del grupo Jóvenes contra los asentamientos salieron a la calle Shuhada con caretas de Obama y Martin Luther King, para exigir el fin de la segregación en esa vía, a la que los palestinos tienen prohibido acceder. Vestidos con camisetas negras en las que se podía leer el lema de "I have a dream", los activistas deambularon por la calle hasta que los soldados israelíes los obligaron a disolverse y arrestaron a seis de ellos.

También en Gaza la llegada de Obama ha despertado oposición y decenas de personas prendieron fuego a la bandera de EEUU en una protesta frente a las oficinas del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) en la capital de la franja."Obama no eres bienvenido en Palestina" y "Eres un visitante indeseado" se leía en algunas de las pancartas que llevaban los manifestantes, que también corearon consignas antiamericanas.

Asimismo, en un acto más simbólico que práctico, un grupo de abogados palestinos demandó a Obama por el "asesinato" del periodista palestino Mazen Dana en Irak, en 2003, por fuego del ejército estadounidense

La Cruda Realidad: Israel y Gaza. 

Obama aboga por dos estados donde israelíes y palestinos puedan coexistir en paz.