¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

92.000 personas al año se verán perjudicadas por los cambios en la jubilación temprana

Un 22% de los potenciales beneficiarios del retiro anticipado o parcial no podrán acceder a él por la reforma del Gobierno

El decreto sobre pensiones y subsidios aprobado por el Gobierno el pasado 15 de marzo endurecía las condiciones de acceso a la jubilación anticipada y a la parcial. El objetivo del Gobierno: ahorrar. La memoria económica del texto pone cifras a ese ahorro, y también da las cifras de cómo se consigue: evitando que hasta 20.000 personas al año, que con la anterior normativa tendrían derecho a la jubilación anticipada o a la parcial, puedan beneficiarse de esas fórmulas.

Según la memoria económica del decreto, a la que ha tenido acceso la SER, en los próximos años, un 15% de los potenciales beneficiarios de las jubilaciones anticipadas y un 37% de los potenciales aspirantes a la jubilación parcial no podrán acceder a esas fórmulas de retiro temprano por el endurecimiento de las condiciones de acceso que ha adoptado el Gobierno.

En cifras: calcula el Gobierno que, cada año, 20.755 personas que con las normas anteriores podrían acceder a esas jubilaciones, se quedarán fuera con la nueva ley. Por otro lado, otras 72.099 personas se verán afectadas cada año por la nueva ley: accederán más tarde a la jubilación temprana o cobrarán menos pensión de lo que les habría correspondido manteniendo las viejas normas.

Los efectos se notarán gradualmente

Hay que subrayar que las nuevas normas no afectan ni a los ya jubilados, ni a los que hayan pactado jubilarse tempranamente en el marco de un ERE o un convenio acordado antes del 1 de abril. Afectarán al resto, a los que quieran jubilarse tempranamente a partir de ahora y no lo hayan pactado antes de abril.

Por eso el Gobierno remarca que los efectos de esta ley se dejarán sentir poco a poco: así, hablando de la anticipada, la memoria destaca que "el mantenimiento de los requisitos actuales para todas aquellas personas con relación laboral suspendida o extinguida como consecuencia de decisiones adoptadas en ERE o en convenios colectivos y/o acuerdos retrasan de manera muy importante en el tiempo los efectos económicos de la medida".

Ahorro multimillonario

En todo caso, el propósito del ahorro queda meridianamente claro en el texto. En la memoria se lee, sobre las jubilaciones anticipadas: "la nueva normativa producirá una reducción anual del gasto de las nuevas altas en jubilación con coeficiente reductor del 10,9%". Y sobre la parcial: "La modificación [...] cuando esté plenamente implantada, reducirá de manera muy importante el coste que la misma supone para el sistema de la Seguridad Social. El menor coste anual de esta prestación será del -76,2%".

El cálculo que hace el Ejecutivo plantea que el ahorro para la Seguridad Social de dificultar el acceso a las jubilaciones anticipadas y parciales llegará a los 570 millones al año. Haciendo una proyección según la duración media de estas pensiones, la memoria estima que, por cada "generación" de pensionistas anticipados y parciales, el ahorro acumulado será de 4.857 millones; eso sí, cuando la medida deje sentir totalmente sus efectos, que será dentro de unos años.

Otras medidas del decreto

El decreto contemplaba además otras medidas que están también cuantificadas. Por ejemplo, permitir la compatibilidad entre salario y pensión para aquellos trabajadores que quieran seguir trabajando una vez alcancen la edad legal de retiro. Esto -calcula el Gobierno- supondrá un ahorro cada cuatro años de entre 1.148 y 2.184 millones, dependiendo de cuánta gente se acoja a esta medida.

El decreto también modificaba la obligación a las empresas grandes de pagar cuando despiden a muchos trabajadores mayores de 50 años. Con la modificación operada por el Gobierno, se calcula que la medida proporcionaría 43 millones al año. Se añadirían otros 20 millones al año por las prestaciones y subsidios que se ahorraría el Estado por el efecto disuasorio que esta medida supuestamente tendría sobre los despidos de mayores de 50 años.

Todas estas cantidades se ahorrarían a medio y a largo plazo, y el cálculo sobre el que se apoyan es muy estimativo. En la memoria, por cierto, el Gobierno no desglosa claramente qué ahorro supondrá el endurecimiento del acceso al subsidio de paro para mayores de 55 años, otra medida de las que aprobó el Gobierno en el decreto.

Valeriano Gómez asegura que el sacrificio es muy duro para obtener "un nivel de ahorro reducido"

Las 21: 55 años, generación invisible (22/03/13)

Fátima Báñez: "No podemos pedir a los españoles que se jubilen más tarde cuando estamos permitiendo que algunos se jubilen antes"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?