¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Amrani: "Es urgente encontrar una solución política a la discrepancia con el Sáhara"

El viceministro de exteriores marroquí apuesta por una solución política al conflicto del Sáhara, "siempre respetando la integridad territorial y soberanía de Marruecos'

Youssef Amrani pide cooperación en la lucha contra la inmigración ilegal. Asegura que las protestas en Marruecos son 'señal de madurez democrática' y que el Gobierno de Benkirán seguirá con "las reformas necesarias" e intentando 'crear empleo para los jóvenes que lo están pidiendo'.

1. La jueza que investiga el choque de la patrulla de la Guardia Civil con la patera en Lanzarote considera, en un auto, que la responsabilidad es del patrón de la patera. La Cadena Ser ha desvelado un video en el que se desmonta la versión oficial sobre ese suceso, pero la justicia sigue sin avanzar. ¿Considera esto una investigación seria? ¿Es suficiente para Marruecos?

El tema está en manos de la justicia española. En Rabat, le hemos preguntado al embajador español sobre este asunto y nos dijo que España iba a consultarlo con el capitán, y que se investigará lo ocurrido. Esperamos tener novedades pronto para poder informar a las familias. Todavía no hemos recibido la decisión de la jueza, cuando la tengamos, haremos los comentarios necesarios.

2. La última herramienta para a través el Estrecho de Gibraltar es la barca de juguete inflable... ¿Está poniendo Marruecos todos los medios a su alcance para controla la venta de estas barcas y las salidas casi diarias desde sus costas?

Mi país está haciendo un esfuerzo enorme para controlar la inmigración ilegal y clandestina. De hecho, hoy en día el propio Marruecos es víctima de la inmigración subsahariana ilegal. Hay muchos que llegan y se quedan allí. Es por ello que siempre hemos apelado y abogado por una aproximación global, debemos trabajar todos juntos: los países de origen como los subsaharianos, los países de tránsito como Marruecos y las zonas de llegada como la Unión Europea. No podemos centrar nuestros esfuerzos únicamente en las medidas de seguridad, necesitamos otros enfoques, otras medidas que tengan en cuenta la dimensión desarrollo y la dimensión solidaridad. Este es un problema muy complicado y necesitamos la involucración de todos para hacer frente a esta amenaza.

3. Pero... ¿Cómo está trabajando Marruecos para luchar contra la inmigración ilegal?

Marruecos está haciendo lo que puede y está cumpliendo con sus compromisos. Tenemos una buena relación de cooperación con España en el tema migratorio, como son las comisarías conjuntas y las patrullas en el Mediterráneo, y también tenemos una visión común a nivel de Unión Europea y Naciones Unidas. Estamos trabajando conjuntamente porque hay que transformar esta crisis en un modelo de cooperación.

4. Como ya sabe, la organización Médicos Sin Fronteras ha abandonado sus proyectos en Marruecos, pero lo ha hecho denunciado el incremento de la violencia que sufren los subsaharianos en ciudades como Nador...

No tengo evidencias de estos maltratados, pero francamente y de una manera muy transparente, donde hay inmigración, donde hay delincuencia... hay problemas, y los problemas hay que afrontarlos, respetando los derechos humanos y eso es lo que está haciendo Marruecos.

5. La relación entre Marruecos y Argelia es fundamental para las sociedades de ambos países, para su futuro económico, pero también para la creación de un espacio común en el Mediterráneo. ¿En qué estado están ahora mismo las relaciones entre ambos países?

Nos gustaría tener una relación más fuerte e integradora con Argelia. Hemos tenido varias reuniones pero se necesita más voluntad política. De todas maneras, Marruecos va a seguir mandando mensajes para que todos podamos construir el Magreb, que hoy en día es una necesidad para todos los países de la zona. Un Magreb unido es una respuesta a las amenazas a la seguridad, pero también es una oportunidad para promover el crecimiento, crear empleo, crear riqueza, etc.

6. El enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental está terminando una nueva gira por la región. De hecho, este fin de semana, se entrevistó con dirigentes del Frente Polisario, y antes había pasado por Rabat. ¿Hay alguna propuesta nueva que permita desbloquear la situación?

El conflicto en el Sáhara es inaceptable y representa un serio riesgo para la región del Magreb. Marruecos ya ha asumido, voluntariamente, sus responsabilidades presentando una iniciativa para la autonomía. Hemos expresado claramente nuestra determinación a seguir trabajando con Ban Ki-moon y Christopher Ross para buscar una solución política a esta discrepancia, siempre en base a los parámetros adoptados por el Consejo de Seguridad: el respeto del compromiso y el realismo. No podemos permitirnos dejar una población importante en los campamentos de Tinduf sin censo y sin libertad de movimiento, porque es un derecho internacional. Hay que llegar a un acuerdo para aliviar el sufrimiento de esa población. Tenemos una solución política que buscar, dentro de Naciones unidas.

7. ¿Qué conclusiones saca el gobierno marroquí tras ese encuentro?

Cristopher Ross ha decidido no reunir a todas las partes en estos encuentros formales. Ha preferido hacer esta diplomacia de 'ida y vuelta' para escuchar a todos los involucrados y para poder buscar modos operatorios que permitan superar el bloqueo que existe hoy en el tema del Sáhara. Está escuchando a todos y analizando cuál pueden ser las iniciativas a tomar en este sentido, pero no tiene nada concreto sobre la mesa.

8. ¿Cuáles son las líneas rojas, los asuntos en los que el Gobierno marroquí no está dispuesto a ceder?

Marruecos siempre ha dicho que está abierto para una solución política. Hemos propuesto una autonomía conforme con unos parámetros internacionales y respetando, sin duda, la integridad territorial de Marruecos y su soberanía. Eso es importantísimo porque, de lo contrario, estaremos en otro ámbito. Seguiremos trabajando para encontrar una solución política porque hoy, más que nunca, urge encontrarla.

9. Christopher Ross se ha entrevistado también en El Aaiún con grupos de Derechos Humanos saharauis, activistas y familiares de los condenados en el proceso de Gdeim Izik. ¿Considera que tienen algo que aportar al proceso?

Cualquiera de las partes que pueda aportar una propuesta constructiva a la elaboración y la búsqueda de una solución política, bienvenida sea. Hay que tener claro que Marruecos es un país abierto, con una sociedad civil, unos territorios políticos, y a veces tienen puntos de vista diferentes o contradictorios, pero esa es la democracia que hemos decidido construir en nuestro país, un Estado en el que la gente pueda expresar libremente su posición. Es un proceso irreversible y vamos a seguir en ese sentido.

10. El conflicto de Mali está despertando alertas en Europa, pero no hay que olvidar que Marruecos y España son los pasos fronterizos al resto de países europeos. ¿Cómo ésta afectando a Marruecos? ¿Qué medidas ha tomado Rabat para frenar el terrorismo?

Marruecos, como miembro del Consejo de Seguridad, ha estado involucrado en el terreno, apoyando la intervención militar de Francia. Hay que luchar contra los movimientos yihadistas pero también es importante una aproximación política para el retorno constitucional a Mali y para que pueda, en un futuro próximo, organizar elecciones democráticas. Hay que respetar su integridad y su independencia, luchando contra todos estos movimientos separatistas que han atentado contra el gobierno nacional.

11. A pesar de las reformas constitucionales y la celebración de elecciones, todavía se producen manifestaciones en Marruecos contra el Gobierno. ¿Qué crees que estáis haciendo mal? ¿Alguna autocritica?

No se están haciendo mal las cosas, al contrario, yo veo en estas manifestaciones una señal democrática en mi país. La gente protesta respetando las leyes, expresa sus posiciones, es algo normal. Es una señal de la madurez del pueblo marroquí porque ahora tenemos mecanismos de interacción que existen entre la sociedad civil, los partidos políticos y los gobiernos. Marruecos tiene unas reformas importantes que cumplir en los próximos meses, como la reforma de la justicia, de la educación, etc. Pero también hay que encontrarle trabajo, en este contexto de crisis internacional, a esos jóvenes que lo piden. En definitiva, las protestas son buenas para un país como Marruecos que ha podido salvarse de la Primavera Árabe, y eso es porque hemos hecho reformas hace mucho tiempo.

12. Las cifras de los marroquís que vuelven ha crecido, pero también el de los españoles que deciden buscar trabajo en el país del sur...

Hoy en día hay oportunidades de trabajo en Marruecos. Hay un tejido económico fuerte, a pesar de la crisis, hay muchas oportunidades, y todo el mundo se aprovecha de ello. Por eso, damos la bienvenida a todos los que quieran ir. Aceptamos y reconocemos el valor añadido de los españoles que van a Marruecos.

13. ¿Cómo puede Marruecos ayudar a España a salir de la crisis?

El Rey Mohamed VI ha lanzado un mensaje claro de solidaridad hacia España para que las empresas españolas puedan trabajar en Marruecos. Queremos crear una riqueza compartida con España. Eso es lo más importante que se debe entender: Marruecos es un buen socio para España, y viceversa. Debemos trabajar dentro de una organización estratégica.

Noticias relacionadas

  • El viceministro de exteriores marroquí apuesta por una solución política al conflicto del Sáhara, "siempre respetando la integridad territorial y soberanía de Marruecos'
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?