Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Cultura

José María Pou detiene una función por la enésima interrupción causada por los móviles

El actor se dirigió al público asistente y preguntó: "¿Por qué tenemos que aguantar esto?".

La obra 'A cielo abierto', protagonizada por José María Pou y Nathalie Poza, que cosechó unas magníficas críticas en su estreno y representación en Madrid hace unos meses, se encuentra ahora girando por los teatros de las principales ciudades de nuestro país.

Este sábado llegaba al Teatro Calderón de Valladolid, pero la función que dio comienzo a las 20:30 horas no pudo desarrollarse con toda normalidad por culpa del sonido. Sí, del sonido, pero no del montaje, sino de los móviles de algunos de los espectadores asistentes. Esto pese a que en el teatro se recuerda que los móviles deben apagarse o silenciarse antes de comenzar la representación.

Numerosas fueron las ocasiones en las que los dos actores tuvieron que luchar contra las distintas melodías de los teléfonos que no sólo molestan, sino que como cualquier profesional de la interpretación reconoce, desconcentran al actor sacándole de su papel.

En el momento cumbre de la obra, otro móvil volvió a sonar. Pou se echó las manos a la cara y explotó. Se dirigió al público y les espetó: "¿Por qué tenemos que aguantar esto?". Mientras el enfado se apoderaba del actor, su compañera sobre las tablas mostraba su impotencia y consternación por la imposibilidad de realizar su trabajo.

Los asistentes quedaron atónitos ante esta salida de Pou que se negaba, incluso, a seguir con la obra. El aplauso y la ovación a las palabras de Pou fue mayoritario, casi unánime. Casi porque mientras sucedía todo esto, un móvil sonó de nuevo. La señora telefoneada no dudó en descolgarlo, levantar a sus vecinos de butaca y salirse de la sala a continuar la conversación. Tampoco tuvo la vergüenza de esperar fuera hasta el final de la función, sino que volvió a entrar con el consiguiente abucheo de los espectadores y la incredulidad de los actores que no daban crédito a lo que estaban viviendo.

Finalmente, calmados los ánimos y ovacionados por los asistentes, los dos actores retomaron la función en el punto en el que la dejaron. Pou quiso recordar al público que el ruido de los móviles u otros dispositivos, además de molestar al actor en el desarrollo de su trabajo, incomoda también al resto de espectadores que no pueden disfrutar plácidamente de la obra.

La obra -de David Hore-, está también dirigida por Pou. Ya fue representada por el propio Pou en 2003. Ante la situación de recortes en Educación y Cultura, el actor y director catalán decidió rescatarla y volverla a poner en los escenarios de España. Primero fue en el teatro Goya de Barcelona, hace casi un año, que dirige Pou y en la que su compañera de representación era Roser Camí. Después la obra pasó al Teatro Español de Madrid, en marzo, ya con Nathalie Poza en el papel de Kyra. Ahora Pou y Poza se encuentran de gira por distintas ciudades de España.

Alberto, oyente: "Después del descanso, el baile de móviles fue a peor".