HP vive su primera huelga indefinida en los 40 años que lleva instalada en España

Los paros en los departamentos de consultoría informática y supervisión de comunicaciones podrían afectar a las empresas a las que prestan sus servicios

Ya casi no son noticia los conflictos laborales, están a la orden del día, pero este lunes arranca uno importante, transcendente no por la empresa de la que se trata -una de las mayores compañías de tecnología del mundo-, sino por las consecuencias que puede desencadenar en las empresas a las que presta sus servicios.

Hewlett Packard (HP) vive la primera huelga indefinida en los 40 años que lleva instalada en España. Los trabajadores de los departamentos de Consultoría y Outsourcing, conocieron hace una semana que la firma estadounidense pretendía rebajar sus salarios y aumentar su jornada laboral, alegando pérdida de competitividad. Se cumplen siete días desde que comenzaran las negociaciones con la dirección de la empresa y en pleno ecuador, no hay acuerdo.

Unos 2.000 empleados, repartidos entre Madrid, Barcelona, Zaragoza, Oviedo y León, están llamados a una huelga indefinida que no solo paralizará estas subempresas -dedicadas a la consultoría informática y supervisión de comunicaciones-, sino que también podría afectar a las compañías que reciben estos servicios, importantes bancos y constructoras de nuestro país. Fuentes sindicales advierten de que los problemas que desencadenarían estos paros, irían desde el colapso de la comunicación de las empresas, a caídas en los servidores o incidencias en operaciones y transacciones financieras.

A una semana de que se acabe el plazo para las negociaciones, los sindicatos ya han enviado su propuesta a la dirección, que pasa por marcar una línea roja en las rebajas salariales. Es decir, que la reducción del 10% en los salarios no afecte a los que cobren menos de 40.000 euros anuales, para que en un futuro no se vea mermada la prestación por desempleo o la pensión por jubilación. Igualmente piden que el aumento de la jornada laboral se haga de una manera progresiva y atendiendo a la situación de cada trabajador, puesto que muchos empleados proceden de otras empresas absorbidas por HP, en las que tenían diferentes condiciones pactadas en sus contratos.

HP acumula ya tres años de conflictos, que han terminado con casi 300 despidos, a pesar de que tan sólo hace tres meses que Enrique Solbes, vicepresidente y director general de la compañía para España y Portugal, presentara un crecimiento en el área de servicios del 10%.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?