¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los españoles son partidarios de que el Estado no financie a la Iglesia Católica

La mayoría acepta la eutanasia y hay división de opiniones sobre el aborto

Un estudio presentado hoy por la Fundación BBVA revela estilos de vida, creencias y valores de los europeos y los españoles. Hay amplia aceptación del matrimonio homosexual y gran división de opiniones en otros asuntos como el aborto. Los españoles destacan por su bajo nivel de religiosidad y por asistir a ritos religiosos por costumbre social.

Satisfechos con su vida, desconfiados, poco religiosos y creyentes en la vigencia del matrimonio. Ese es el perfil de la mayoría de los españoles, según se desprende del Estudio Values and Worldviews, realizado por la Fundación BBVA a 15 mil personas, mayores de 18 años en 10 países europeos.

En su bienestar general, la familia y la salud son lo más importante para los ciudadanos tanto en España como en los demás países europeos, con valores medios de 9 puntos en una escala de importancia de 0 a 10. Otros aspectos que también determinan su felicidad son: los ingresos del hogar, la relación de pareja, los amigos, el equilibrio entre vida privada y laboral y la seguridad.

En el conjunto de los 10 países europeos estudiados (Alemania, Dinamarca, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Reino Unidos, República Checa y Suecia) la media de confianza en otras personas es de 5,5 en una escala de 0 a 10. El nivel de confianza interpersonal más bajo se observa en Francia (4,6) y España (4,7). Los círculos que generan más confianza son los familiares y amigos, en un segundo plano, los compañeros de trabajo o estudios, su jefe o profesor y los vecinos.

Otro tema analizado fue la pertenencia a una religión y la religiosidad de los europeos. La mayoría pertenece a una religión (el 66% en el promedio europeo y el 71% en España), pero el nivel de religiosidad declarado, salvo en Italia y Polonia, es bajo (media de 4,6 a nivel europeo y de 4,4 en España). Los españoles dicen que asisten a ritos religiosos más por costumbre social que por creencia, pero que quieren mantener ese hábito sobre todo en fechas importantes, como bodas o en el nacimiento de un hijo.

Un dato interesante es la visión que tienen los europeos sobre la Biblia. En España, el 37% piensa que "la Biblia está inspirada en la palabra de Dios pero no debe tomarse literalmente", mientras que el 44% considera que "la Biblia es un libro antiguo de cuentos y fábulas".

Existe en Europa un consenso acerca de la necesidad de la separación entre religión y la política (más del 7,5 y de 8,2 en España) y respecto a que "el Estado no debería proporcionar ayuda económica a ninguna religión" (media de acuerdo de 6,5 y 6,6 respectivamente).

Otro aspecto en el que la mayoría de europeos coincide es en que el matrimonio no ha perdido su vigencia como institución. Si bien la mayoría cree que es mejor convivir juntos antes de casarse, rechazan la idea de que "el matrimonio sea una institución pasada de moda" (media de acuerdo de tan solo un 3,8).

Prácticas como el vivir en pareja sin casarse, el divorcio o ser madre o padre soltero, son hoy ampliamente aceptadas por los europeos. El matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción y concepción de un niño por parte de dichas parejas suscita división y desaprobación en muchos países europeos. Los españoles, específicamente, consideran aceptables este tipo de prácticas.

La eutanasia es un tema polémico, pero la mayoría de europeos la considera aceptable en casos extremos, no así con el aborto que genera mayor división: aceptable en Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Francia y República Checa, rechazado en Polonia, Italia y Alemania, y divide las opiniones en el resto de los países, incluidos España. La media de aceptación en España de la eutanasia es de 6,4 y de 5,0 en el caso del aborto.

Los realizadores de esta investigación, señalaron que estos datos reflejan percepciones generales en Europa pero también evidencian diferencias entre países, según cultura y costumbres sociales y religiosas.

En general, los países más religiosos de los 10 estudiados son Polonia e Italia, donde se vincula la ética y la moral a tener creencias religiosas y se aceptan en menor medida las prácticas que la iglesia condena, como el aborto o el matrimonio homosexual. Los países menos religiosos son Suecia, Dinamarca y Países Bajos donde hay una percepción más favorable sobre formas emergentes de familia y convivencia. España, Francia, Alemania y Reino Unido se ubican en posiciones intermedias en la mayoría de los temas estudiados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?