¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un exdirector de sucursal de Bankia reconoce que la venta de preferentes venía impuesta "desde arriba"

Imputado en un proceso penal por la venta de participaciones preferentes a un matrimonio de octogenarios de Madrid

Un director de sucursal de Bankia imputado por la venta de preferentes a un matrimonio de octogenarios ha reconocido ante un juez que la comercialización de estos productos "procedían de la Dirección y venía desde arriba". Ha negado tener responsabilidad en esta adjudicación de preferentes, alegando que no tenía poder de decisión porque "les decían el producto a comercializar y la cantidad que tenían que vender".

El exdirector de una sucursal de Bankia en Madrid está imputado por la venta de preferentes a un matrimonio de octogenarios. Según ha podido saber la Cadena SER, el imputado en este proceso penal reconoció ante el juez que la venta de preferentes y otros productos era algo que "venía de arriba" y ha negado tener responsabilidad en la venta de 18.000 euros en preferentes a un matrimonio de octogenarios.

El exdirector ha defendido su inocencia ante el juez, alegando que "no poseía capacidad de decisión en la comercialización de las preferentes", reconociendo que era órdenes que "venían de la Dirección y desde arriba". Según ha podido saber la Cadena SER, este antiguo director de sucursal imputado reconoció ante el juez que "les decían el producto a comercializar y la cantidad del mismo que tenían que vender". También negó que ni él ni los comerciales recibieran un plus económico por la "colocación" de preferentes, si bien en su declaración delegó en los comerciales la responsabilidad de la adjudicación de estas preferentes. Se trata de un antiguo trabajador de Bankia que ya no trabaja para la entidad y que aportó los contratos de compra de preferentes de los octogenarios.

En este caso concreto, el exdirector de sucursal está imputado en un juzgado de Madrid por la venta de participaciones preferentes a un matrimonio de octogenarios, la mujer gravemente enferma de Alzhéimer y ya fallecida. Señaló en su declaración que no conoció al anciano hasta que fue a reclamar su dinero al banco en 2011, y que la operación consistió en canjear por preferentes unos productos "de riesgo similar" que ya se les habían adjudicado de antes.

El test de compatibilidad, "un trámite"

Cuando se le preguntó por los test de adecuación que definieron al matrimonio de octogenarios como potenciales compradores de preferentes, el imputado se limitó a señalar que eran "un trámite" que los clientes aceptaban verbalmente después de que se les leyeran.

Según ha podido saber la Cadena Ser, el imputado se acogió a su derecho a no contestar a las preguntas de la acusación, la defensa del octogenario, y sí contestó a las del juez y a las de su propio abogado. En cuanto al actual director de la sucursal, también imputado y citado para declarar en este juzgado de Plaza de Castilla, el juez no quiso indagar mucho más después de saber que lleva tres meses al frente de esta sucursal de Bankia y también después de que declarara no tener ningún conocimiento sobre este caso.

Un procedimiento sin la Fiscalía

Es un procedimiento en el que están personadas tanto las defensas de los dos directores de sucursal imputados como la defensa del octogenario que reclama la devolución de sus 18.000 euros, atrapados en participaciones preferentes de Bankia y que estaban destinados al tratamiento de su mujer fallecida, enferma de Alzhéimer. Quien no se encuentra personado el Ministerio Fiscal: la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid solicitó originalmente la admisión a trámite de esta querella pero interesó su inmediato archivo por parte del juez: en un escrito revelado por la Cadena SER le reprochaban al octogenario que no se hubiera informado mejor sobre los riesgos que suponía adquirir participaciones preferentes. Tampoco se ha personado Bankia en el proceso, entidad a la que la acusación ubica como responsable civil subsidiaria.

Cargando