¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un pederasta español, entre los indultados por el rey de Marruecos

Daniel Fina Galván cumplía 30 años de condena por violar a 11 niños

Daniel Fina Galván, condenado a 30 años de cárcel por la violación de 11 menores en Marruecos, se encuentra entre los 48 presos españoles indultados por Mohamed VI tras la intercesión del rey de España. Las asociaciones de derechos humanos de Marruecos se manifestarán contra este perdón real este viernes.

Daniel Fina Galván se encuentra ya en territorio español, según ha declarado a la prensa marroquí su abogado. Fina Galván había sido condenado en 2011 a 30 años de prisión. "Violó a once niños", nos cuenta, sorprendido, el abogado de algunas de las víctimas, Hamid Kriari, "uno de ellos tenía 5 años. Filmó esos actos criminales y los difundió por internet".

Más información

Las asociaciones de derechos humanos de Marruecos han convocado este viernes una protesta ante el parlameto marroquí. "Vamos a manifestarnos contra el perdón de ciertos actos como la violencia y el abuso sexual contra los niños", cuenta Kriari. "Vamos a cuestionar la constitucionalidad del perdón real". Kriari explica que la responsabilidad recae sobre la comisión que se encarga de elaborar la lista de indultos, en la que hay personal de prisiones, miembros del ministerio del interior marroquí y de otras instituciones.

El rey Mohamed VI, en una decisión habitual cada año con motivo de la fiesta del trono, indultó esta semana a más de mil presos marroquíes. A esa cifra añadió 48 condenados españoles, atendiendo a una petición que en ese sentido había realizado el rey Juan Carlos durante su visita a Marruecos junto a una amplia delegación del gobierno español. Según informó la Casa Real, la intercesión incluía de manera específica a Antonio García Vidriel, un camionero de 52 años que padece diabetes y cuyo estado de salud está muy quebrantado por las pésimas condiciones de vida en las cárceles de Marruecos. Curiosamente, Antonio permanece en la cárcel mientras que Fino Galván está ya en España.

Cargando