¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los marroquíes vuelven a protestar esta noche en Casablanca

Marruecos vive una mezcla de alegría, por el arresto de Daniel Galván, y malestar porque el rey Mohamed VI no ha pedido disculpas directamente a la ciudadanía y a las familias de las víctimas del pederasta

Cartel que informa de la celebración de una manifestación para la noche del 6 de agosto en las calles de Rabat para protestar por el indulto del pedeasta español /

En Marruecos se celebra el arresto del pederasta Daniel Galván en Murcia, pero continuarán con las protestas esta misma noche en Casablanca. Los ciudadanos que salieron a la calle esta semana se sienten orgullosos porque consideran que ellos han puesto su "granito de arena" en este final feliz. "Es la primera vez que los marroquíes salen a las calles contra una decisión real. El rey ha sido una figura sagrada, que nunca se equivoca. Pero esta vez los jóvenes han tenido el coraje de salir a protestar y por eso les han reprimido duramente, para que no se enfrenten al monarca", explica Khadija Ryadi, presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

Sin embargo, los grupos de activistas marroquíes no se conforman con la detención de Galván y van a presionar a la Audiencia Nacional Española para que el pederasta sea devuelto a Marruecos, donde quieren que cumpla la condena pendiente de 28 años. Y además, los ciudadanos y las familias de las víctimas siguen reclamando disculpas públicas a Mohamed VI, que hasta el momento solo ha emitido tres comunicados en los que se exculpa de cualquier responsabilidad.

Las 11 víctimas de las que abusó sexualmente Galván son menores marroquíes. Y de la prisión de Kenitra, donde cumplía condena, lo sacó el indulto real. Tras la revocación de la amnistía el domingo por Mohamed VI y su detención ayer por la policía española, los ciudadanos esperan que todo vuelva a estar como hace una semana y Galván acabe de cumplir su pena en Marruecos.

La investigación, que el monarca encargó al ministro de Justicia, Mustafa Ramid, para buscar y castigar al culpable de lo que él mismo calificó como "negligencia", se cerró ayer con la detención del responsable de la Administración Penitenciaria marroquí, Hafid Benhachem. Tiene 77 años y una mala reputación por su comportamiento con la prensa y la falta de respeto a las organizaciones no gubernamentales. Sin embargo, desde el Movimiento 20 de Febrero, impulsor de la Primavera Árabe en Marruecos, no se le considera el único culpable. Y así lo denuncia Mustafa El Marouf, del 20F en Tánger, "la gente está indignada. Están buscando alguna persona para decir que este es el responsable del caso. E inculparán a una o dos personas. Siempre van a buscar la cadena más débil". Por lo que en Marruecos se sigue reclamando la verdad y transparencia en este caso.

Las reivindicaciones antiguas se avivan y los activistas, aprovechando el escándalo, piden la separación de poderes, una monarquía parlamentaria y la regulación de la amnistía de indultos. "El que otorga el indulto es el que debe rectificar. No podemos continuar con un poder ilimitado del monarca, que otorga indultos sin ningún criterio ni control en una opacidad total. Es una reivindicación antigua pero muy fortalecida con este asunto", detallaba Ryadi.

Los activistas arremeten estos días también contra el Gobierno del PJD que se ha mantenido en silencio toda la semana -exceptuando el comunicado del ministro de Justicia para quitarse la responsabilidad-, incluso cuando el viernes la policía embestía a los manifestantes a las puertas del Parlamento de Rabat.

Los medios de comunicación oficiales también pasaron por alto el indulto a Daniel Galván y toda la polémica que ha suscitado, mientras Marruecos vivía lo que se puede considerar la mayor crisis interna desde que Mohamed VI subiera al trono hace catorce años. A parte del comunicado oficial del Rey el domingo revocando el indulto, la televisión pública 2M marroquí hablaba por fin ayer sobre el tema, con un especial de Daniel Galván.

Elena Valenciano "El Gobierno no puede cargar todo el peso en Marruecos"

Cargando