Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Sindicatos y empresarios rechazan la propuesta del FMI y Bruselas de bajar los salarios un 10%

Según el vicepresidente de la CEOE, "no es el momento oportuno para bajar los sueldos". Desde UGT y CCOO aseguran que frenaría aún más el consumo

Arturo Fernández: "No sería lo más oportuno bajar los sueldos". El vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que "no sería lo más oportuno" bajar el salario un 10 por ciento a los trabajadores. / ATLAS

Para crear empleo, es necesario un recorte del 10 por ciento en el sueldo de los españoles. Es la tesis que defendía la semana pasada el Fondo Monetario Internacional, que cosechó el rechazo unánime de Gobierno, oposición y sindicatos, y que en las últimas horas ha conseguido un apoyo inesperado: el Vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, pide a los agentes sociales que lleguen a un acuerdo para reducir el salario de los trabajadores. Los sindicatos y empresarios rechazan una "nueva bajada" porque no supondría un crecimiento del empleo y frenaría aún más el consumo.

El comisario europeo, Olli Rehn, pide a España que mire a Irlanda y Letonia que pusieron en marcha lo que define "devaluación interna", un término que en la práctica esconde una drástica bajada del sueldo de los trabajadores.

El político finlandés da por buena la tesis planteada la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional (FMI): si España quiere generar empleo, los trabajadores deben cobrar un 10% menos. En su blog, insta a sindicatos y patronal a que alcancen un acuerdo. "Es un desafío político", que es consciente de que generará una respuesta de absoluto rechazo como ya sucedió con la recomendación del FMI, que consiguió unir a Gobierno, oposición y sindicatos en su contra. Sin embargo Rehn advierte: quienes digan no, cargarán sobre sus hombros con una enorme responsabilidad. Y añade: "Estoy preparado para el coro de profetas del desastre que expresarán su furia".

Parte de esos agentes sociales, los sindicatos, ya han expresado su completo rechazo a la propuesta. Desde UGT, su secretario de acción sindical, Toni Ferrer, explica que "los salarios reales en España, una vez descontada la inflación, han caído desde 2010 en un 6,3%, y evidentemente no ha tenido ningún efecto sobre el empleo", todo lo contrario dice Ferrer, que asegura que "ha introducido una caída del consumo y de la inversión, y ha llevado a las familias a una situación de sufrimiento e introduce elementos de quiebra en las propias familias por no poder atender sus hipotecas".

Oposición reiterada también por parte de Comisiones Obreras. Su portavoz, Ana Herranz, pide justo lo contrario: "que el salario mínimo interprofesional se revalorice para que de alguna manera tire del resto de los salarios". Afirma Herranz que es la única opción para "poder dinamizar la economía vía consumo". Desde CCOO esperan que el Gobierno desoiga estas propuestas, a pesar de que dicen que el Ejecutivo está cautivo por las decisiones de Bruselas.

Desde la CEOE, su vicepresidente Arturo Fernández cree que las empresas y los trabajadores ya han hecho "muchos ajustes" y que ahora "no es el momento oportuno ni para subir más los impuestos ni tampoco de bajar los sueldos". Critica que Bruselas se pronuncie sobre este aspectocuando lo que tienen que hacer es "contener sus salarios" que cree Fernández, que"van al alza".

En el Ministerio de Empleo y Seguridad Social recuerdan la subida máxima de los salarios acordada con los sindicatos a principiosde 2012. Ese ascenso tope de los salarios pactadoes del 0,6% en 2013, techo que se repite en 2014 si la economía crece menos del 1 por ciento este año, tal y como se prevé. Desde el Ministerio apuntan a que cualquier modificación debe pasar por el consenso de ambos.

Por su parte, en el Ministerio de Economía remiten a la respuesta que dio la semana pasadaFernando Jiménez Latorre,secretario de Estado de Economía, a la propuesta inicial del FMI. Entonces Latorre dijo que el Gobierno "no está en esa dinámica" y que sugerencias como las del FMI pueden influir negativamente en las ganas de consumir de los españoles.

Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE: "Lo que tiene que hacer Bruselas es contener sus salarios". 

Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE: "Lo que tiene que hacer Bruselas es contener sus salarios".