¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

90 amigos o 400 followers por un euro

La popularidad, el éxito, los "me gusta", las visitas en Youtube, los seguidores en Twitter o los amigos de Facebook se pueden comprar

Vista de la página seguidores-twitter.es /

Por 15 euros puedes comprar 1.000 fans en Facebook o 5.000 seguidores en Twitter pero ¿son verdaderos? Estos servicios se contratan para ganar popularidad o prestigio. Inflar cuentas en las redes sociales es posible, pero hablamos de un negocio en el que el auténtico engañado es quien mira.

Por 15¤ puedes comprarte 1.000 fans en Facebook, o 5.000 seguidores en Twitter. Todos perfectamente falsos. En muchas páginas se asegura que los perfiles que venden son reales. E incluso insisten con letras bien grandes: 100x100 reales. Es mentira. Lo reconoce uno de los que vive de este sombrío negocio, Javier Cabellos, responsable de seguidores-twitter.es. "Es completamente falso. Solamente se pueden conseguir seguidores reales haciendo una campaña de publicidad muy cara o con la técnica del folloback -yo te sigo y tú me sigues-. Una campaña en un red social de captación de clientes no vale 15 euros. Vale muchísimo dinero"

En este negocio, perseguido por las redes sociales, no se habla mucho y menos con tanta sinceridad. En Followersya.com aseguran que en menos de 48 horas y por un puñado de euros te colocan 10.000 seguidores "de verdad" e insisten a pesar de las dudas, de las 10.000 dudas: "son completamente reales porque nosotros lo que hacemos es exponer las cuentas de nuestros clientes frente a una audiencia. Una parte sigue al cliente y otra parte no" afirma desde Venezuela Simón Sthormes, responsable de la página. Sthormes asegura haber inflado cuentas de Twitter con casi 25 millones de seguidores durante sus 3 años de negocio "la gama de clientes es bastante amplia: políticos, empresarios, dos aspirantes a la Presidencia de la República en Latinoamérica, cantantes, deportistas e incluso ultimamente -apunta- un sacerdote ha contratado nuestros servicios".

En España claramente vamos por detrás en un negocio que, salvo que seas un experto, el auténtico engañado es quien mira, quien se deja deslumbrar por este éxito impostado, por esta fama de pega.

En nuestro país los usuarios tipo buscan inflar su ego, ganar mercado o construir un trampolín al éxito "la mayoría es gente famosa o gente que quiere ser famosa, restaurantes y comercios. Por ejemplo cantantes que ponen su canción en Youtube y contratando estos servicios consiguen que su video suba a portada", confiesa Javier Cabellos.

Las ferias, a través de esos expertos en optimización en redes que contratan, resultan también ser buenos clientes. En plazos que oscilan entre las 48 horas y los 7 días se pueden comprar de una vez hasta 5.000 fans en Facebook o 30.000 seguidores en Twitter, que resulta ser, en este mercado pirata, hasta cinco veces más barato ya que es más fácil crear perfiles para la red de microblogging.

Desconfíe si su admiración se deja deslumbrar por un usuario o un negocio, con muchos seguidores sin foto que además no interactúan, -aunque las bases de datos de las que se alimentan estas páginas, y que se compran en China o en la India, van sumando extras. Además de nombres creíbles pero falsos, incorporan fotos y hasta conversaciones, perfectamente programadas y triviales. Y ahora viene la sorpresa: en esas bases, en esas fotos puede estar usted, o yo, advierte Javier Cabellos "esas fotos vienen de que tú sin darte cuenta te registras en muchísimos servicios sin leer las condiciones de uso"

Programadores chinos o indios combinan nombres y apellidos al azar creando decenas de miles de perfiles, que luego venden a informáticos como Javier. Se puede incluso, confiesa, amañar concursos porque en la red, como en la vida en general, todo es posible. La diferencia es que en Internet es más fácil.

La popularidad, el éxito y los 'me gusta' se pueden comprar

Se venden amigos por Internet

Cargando