¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Consuelo Valle inicia su segunda huelga de hambre en la cárcel marroquí de Tetuán

Después de cumplir su condena, recibir un indulto del rey Mohammed VI y varias visitas que aseguraban que encontrarían una solución a su caso, Consuelo inicia su segunda huelga de hambre para salir de la cárcel de Tetuán.

"No me queda otra, si viva no me van a sacar, muerta me van a sacar seguro" afirma Consuelo desde la cárcel marroquí de Tetuán. Hace dieciocho meses fue condenada a cumplir condena por tráfico de hachís, a su vuelta de un viaje que hizo a Marruecos con una amiga. En mayo terminó su pena, sin embargo, se le añadió un año más en prisión por no pagar la multa económica que se le impuso en el juicio. La multa inicialmente era de 165.000 euros aunque se redujo a 13.000 euros para facilitar el pago. Una cantidad que Consuelo ha asegurado que no puede pagar.

Consuelo es una de los cuarenta y ocho presos españoles en Marruecos que ha recibido el indulto real del Mohammed VI el pasado julio. No obstante, el indulto no se ha hecho efectivo porque las autoridades marroquíes aseguran que no afecta a las condenas que se imponen por no pagar la multa. El indulto le fue concedido dos meses después de cumplir su condena, por lo que se le concedió cuando había comenzado la pena por la sanción económica. La Cadena SER se ha puesto en contacto con Consuelo y nos ha contado cómo está viviendo la situación.

"El director de la prisión sólo sabe decirme que tengo que pagar una multa de aduana", explica Consuelo a la Cadena SER."Yo tengo un indulto, no tengo que pagar la multa de aduana. Aparte de tener un indulto, yo no tengo nada. Todos mis bienes los tengo embargados. Cuando tienes bienes te hacen pagar una multa cuando no tienes bienes te dejan salir. Digo, 'yo tengo un indulto concedido por el rey' y me dicen que ese es un indulto sólo para la gente que cumple condena. Entonces, ¿yo qué estoy haciendo aquí? Yo tendría que haber salido hace cuatro meses. Después de haber pasado dos meses de mi condena me dieron un indulto. Sólo saben pedirme dinero", añade.

Hace diecinueve días el Subprocurador del Rey la visitó en la cárcel para convencerla de que abandonara la huelga de hambre que había iniciado. Le prometió interesarse por su caso y solucionarlo en una semana. Al pasar las semanas y ver que nada cambiaba, Consuelo decidió retomar su huelga de hambre. Gracias a la primera huelga consiguió recibir atención médica y le realizaron una ecografía, algo que ella pide desde hace meses porque asegura tener una hemorragia que, teme, no le permita llegar al final de su condena. Cuando le preguntamos hasta qué punto sería capaz de llegar esta fue su respuesta:

"¿Yo? Hasta morir, porque es la única manera que me van a sacar de aquí", asegura convencida. "Nadie se explica por qué estoy aquí. Las funcionarias dicen que llevan trabajando aquí mucho tiempo y no han visto un caso como el mío. El día 25 de mayo a mí se me cumple mi condena. El día 29 de julio me llega un indulto concedido por el rey. No me sacan ni de una manera ni de otra. Multa de aduana, yo no puedo pagar. ¿A mí por qué me piden una multa cuando no puedo pagarla? ¿Y cómo me piden a día de hoy una multa cuando tengo un indulto?" se pregunta Consuelo.

La única manera de conseguir que le perdonen la multa es consiguiendo un "certificado de pobreza" concedido por el Consulado. Un documento que se le ha negado porque tiene dos casas en propiedad que se encuentran embargadas.

Consuelo, además, nos ha contado que le han devuelto su coche porque el juez ha considerado que no transportaba droga en su interior. Algo que levanta más dudas sobre las razones que la mantienen en la cárcel.

Desde la Organización Presos Españoles en Marruecos han pedido al Gobierno español que exija a Marruecos que se cumpla el indulto total. Además, están llevando a cabo una petición para el traslado a las prisiones en España para que puedan terminar de cumplir su condena, como el caso de otros 150 presos españoles que se encuentran en cárceles marroquíes, en su mayoría, por tráfico de drogas. Aseguran que las condiciones en las que viven en las cárceles no garantizan los derechos y libertades fundamentales.

Consuelo Valle: "Sólo saben pedirme dinero"

Consuelo Valle: "No me sacan ni de una manera ni de otra"

Consuelo Valle: "Ellos me dicen 'tú no tienes derecho a nada' y yo digo 'yo no firmo nada'"

"En las prisiones de Marruecos se violan los derechos humanos continuamente "

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?