¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ACNUR y CEAR celebran la decisión del Gobierno

Las organizaciones en defensa de los derechos de los refugiados aplauden la decisión de la Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior, de otorgar por primera vez asilo a una víctima de trata tal y como ha adelantado la Cadena SER . El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados lo califica de "avance muy importante" mientras que la Comisión Española de Ayuda al refugiado lo califica de " gran noticia aunque queda mucho camino por recorrer en España en la identificación de las víctimas de redes de explotación.

La oficina en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) considera que el reconocimiento de la protección internacional a un víctima de trata "supone un avance muy positivo en la protección internacional de estas personas, esto significa que esta persona está protegida contra la devolución a su país de origen o a otro país donde pueda sufrir persecución o tratos inhumanos o degradantes, tortura etc por un motivo relacionado con la Convención de Ginebra por un temor fundado a ser perseguida por haber sido víctima de trata" ha asegurado a la SER Marta García responsable de la unidad de protección de ACNUR en España.

"El ACNUR desde hace tiempo tiene una serie de directrices sobre la protección internacional a las personas que padecen persecución por razones de género entre las que se incluyen las víctimas de trata por explotación sexual. Sufren desprotección en su país de origen que impide que puedan volver allí y tener una vida adecuada y de respeto a los derechos humanos. El ACNUR buscando soluciones duraderas aboga por que se de protección internacional a las víctimas de trata al ser perseguidas por su pertenencia a determinado grupo social, por razón de género que se les da el estatuto de refugiado y se les proteja de la devolución a un lugar donde corran peligro. Ya desde 2005 el ACNUR sacó recomendaciones específicas a los estados para que identificaran a aquellas que reúnen los requisitos de la convención que he mencionado antes" señala García que celebra que España se sume a la de momento pequeña lista de países donde se reconoce esta figura de protección "hay otros países como Francia, Reino Unido, Finlandia o Chipre que ya han reconocido algunos casos de asilo a víctimas de trata".

"Esta noticia podría animar a otras que están ahora en manos de las redes a denunciar pero hay un paso previo, vencer el miedo a salir de la red y a buscar una protección fuera de los tentáculos de estas mafias. La presión de las redes sobre estas personas es tremendamente fuerte, vemos a menudo que el primer paso difícil es que ellas mismas se identifiquen como víctimas o que las autoridades las identifiquen como víctimas de trata y no como inmigrantes irregulares que cruzan una frontera. Es muy complicado pero el primer paso sería mejorar la identificación de estas personas para poder devolverlas a una vida normal. Esta noticia sí puede animar a otras a denunciar pero el problema es que las mujeres víctimas de trata están en escaso contacto con la realidad y suelen desconocer que existen formas de protegerla por eso es importante identificarlas y darles luego protección jurídica" señala la experta en trata del ACNUR en España.

La crítica generaliza sobre los problemas para identificar a las víctimas explotadas en nuestro país también es secundada por el ACNUR "en España la identificación es muy compleja, ya sea en puestos fronterizos o en los Centros de Internamiento de Extranjeros. Para ellas es una situación muy difícil porque vienen con un mensaje claro de la red, de lo que no tienen que hacer o decir, y por eso es muy difícil que se atrevan al inicio a denunciar. En Ceuta y Melilla pasa lo mismo porque están rodeadas muchas veces de las mafias y les resulta muy difícil dar ese paso y que ellas digan estoy sufriendo violación de derechos humanos y que alguien me ayude, por todo esto resulta difícil" afirma García.

Desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Paloma Favieres, responsable del área jurídica de esta organización señala que " es muy satisfactoria esta noticia , por fin la OAR y la comisión ministerial ha considerado el riesgo que supondría para esta mujer y para todas las víctimas de trata, el que fuera devuelta a su país de origen" ahora bien Favieres insiste en que " aún queda mucho camino por recorrer en todo lo que se refiere a la lucha contra la trata en España. Es muy difícil trabajar en los aeropuertos o en los centros de internamiento de extranjeros porque muchas veces a esas posibles víctimas se les expulsa o no se les deja acceder al territorio para solicitar esa protección internacional".

Según esta experta jurídica de CEAR "falla el proceso de identificación de las víctimas en España .Desde mi punto de vista la confusión está en que la ley habla de un período de restablecimiento y reflexión pero en la práctica habitual en aeropuertos o puestos fronterizos los términos se están invirtiendo y esto conlleva que en lo que llevamos de 2013 no se haya establecido ni un procedimiento de restablecimiento y reflexión en el principal puesto fronterizo de España que es el aeropuerto de Barajas. En definitiva una gran noticia la de esta protección pero queda mucho por recorrer " señala Favieres.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?