¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN

Supera el centenar el número de emigrantes muertos de sed en el desierto

Los inmigrantes han fallecido en la parte nigerína del desierto del Sáhara cuando intentaban llegar a Argelia, punto de paso en su ruta hacia Europa

Ya son más de 100 los cadáveres de emigrantes recuperados por el ejército de Níger en una zona desértica fronteriza con Argelia. La gran mayoría de los cuerpos encontrados en las últimas horas son de niños pequeños y mujeres que intentan cruzar la principal ruta que atraviesa el interior del continente africano hacia Libia y Argelia para luego tratar de dar el salto en barco a Europa. El alcalde de Agadez ha detallado a la Cadena SER que se cree que los 85 cuerpos recuperados ayer en pleno desierto cerca de la frontera con Argelia pertenecen a otro grupo distinto de los 35 cadáveres encontrados el pasado lunes al norte de Arlit.

Militares y voluntarios destacan la escena dantesca que se encontraron ayer, 85 cuerpos, entre los que hallaron 48 niños pequeños, diseminados en un radio de 10 kilómetros "descompuestos o mordidos por los chacales" asegura en declaraciones a la Cadena SER, Rhissa Feltou, alcalde de Agadez la principal ciudad del norte de Níger y considerada puerta de entrada al desierto del Teneré. Feltou asegura que nunca había visto nada parecido "son más de 100 muertos , al parecer nigerianos, es una catástrofe inédita, sobre todo por la cantidad de niños y mujeres, de verdad es triste porque hace más de un mes que ocurrió y la gente ha estado buscando desde entonces y no se han encontrado hasta ayer.Es cierto, además, en el desierto hay animales y cuando hay cadáveres, en efecto, llegan los animales y no hay nadie para enterrarles y los hemos encontrado ya en muy mal estado y hemos tenido que enterrarles en pleno desierto" lamenta.

Por el momento se han recuperado 87 cadáveres de personas que presumiblemente murieron de sed tras sufrir averías en sus vehículos cuando trataban de cruzar el Sahara.

Según el responsable de la ONG Agjir Inman ('Escudo Humano' en tuareg), Almoustapha Alhacen, las 87 personas han fallecido a pocos kilómetros de la frontera con Argelia, adonde habían llegado procedentes de la localidad nigerina de Arlit, con destino a Tamanrasset (en el sur de Argelia).


Ver mapa más grande

En días anteriores se había informado de otro suceso con 35 víctimas mortales y de una cifra similar de desaparecidos. Los emigrantes se quedaron abandonados en el desierto después de fallar el motor de un camión en el que viajaban. Cerca de diez supervivientes pudieron dar la alarma después de regresar a Arlit a pie.

Este jueves,el alcalde de Agadez ha insistido en declaraciones a la SER en reclamar una mayor atención por parte de la comunidad internacional "ayer 85 cuerpos fueron descubiertos, pero hay más que eso, unatragedia así de tantos muertos de sed en el desierto es la primera vez, esto demuestra la gravedad de la situación y que la comunidad internacional debe responderefectivamente, pienso que la comunidad internacional debe comprender que lo que está pasando en el Mediterráneo está pasando en el desierto y Níger es la primera víctima" se queja ante la apatía con la que parecen reaccionar las autoridades de la Unión Europea ante las tragedias de las que sigue siendo testigo el desierto del Sáhara.

Níger se ha convertido en un importante punto de paso para los emigrantes que intentan llegar al norte de África y a Europa. En su mayoría son personas jóvenes e incluso menores de edad, procedentes de países como Malí, Nigeria, Camerún, República Democrática del Congo o Liberia, e incluso más lejanos, como Eritrea.

El pasado lunes, cuando se encontró el primer grupo de fallecidos, el alcalde de Agadez, la principal ciudad del norte de Níger, explicó que el hallazgo de unos 40 cadáveres, la mayoría de niños y mujeres, se produjo en la ruta que atraviesa el desierto del Teneré hacia la ciudad argelina de Tamamrrasset. A estas declaraciones, fuentes policiales añadieron que al quedarse sin agua las mujeres y los niños fueron los primeros en perder la vida por deshidratación.

Rhissa Feltou: "Esto demuestra la gravedad y que la comunidad internacional debe responder"

Cargando