¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"No hay razón para que la NSA exista"

Entrevista con Evan Henshaw-Plath, el informático que participó en el nacimiento de Twitter

Fue el encargado de desarrollar el sistema que hoy utilizan 232 millones de usuarios en todo el mundo y que acaba de salir a bolsa para impulsar su desarrollo. Evan Henshaw-Plath dejó pronto la compañía. Vendió su participación por 7.000 dólares, justo después de que iTunes de Apple arruinara el proyecto inicial de esta red social. Hoy es director técnico de Neo, una empresa que asesora a compañías en la implantación de tecnología y ha participado en el cuarto congreso de Mentes Brillantes, organizada por el Ser Creativo.

Pregunta: ¿Pasó página definitivamente con Twitter o ha invertido parte de sus ahorros en la salida a bolsa de la red social?

Respuesta: Yo no... pero la salida a bolsa ha sido un paso superimportante para Twitter porque tenía dos salidas: vender la empresa o salir a bolsa. Twitter necesitaba llegar a este momento para hacerla sostenible. Pero éste no es el objetivo de Twitter. El objetivo era crear una nueva forma de comunicarse, de que la gente pueda conectar y hablar, y para hacer eso sostenible hay que tener una empresa rentable. Ahora espero que sea rentable con su salida a bolsa. Es un paso importante pero no es el fin del camino.

P: Usted lo ha dicho... "espero que sea rentable" porque hay gente que ve riesgos en esta operación. Dicen que Twitter abusa de la publicidad, que no tiene un número de usuarios importante o que la mayoría de ellos está fuera de Estados Unidos y los ingresos que generan no representan ni un cuarto del balance de la empresa. ¿Usted lo ve más como una oportunidad o como una inversión arriesgada?

R: Ambas cosas... Es una oportunidad para crecer, para integrar a más usuarios pero pienso que Twitter no va a tener más de mil millones de usuarios. Será algo interesante para que algunos geeks jueguen y el resto del mundo no tendrá ningún interés en Twitter. Pero va a tener un papel en los medios de comunicación, en cómo la gente va a consumir las noticias serias pero también individuales.

Para que esto sea posible, Twitter tiene que ser accesible a todo el mundo por eso hay que preguntarse por qué hay gente que no está usando Twitter. El sistema debe tener un número de usuarios considerable para hacerlo sostenible.

P: En cualquier caso, Twitter sí ha demostrado ya ser una herramienta de comunicación fundamental para mucha gente en Occidente, con el movimiento de los indignados, o en la Primavera árabe... ¿Cree que los políticos se han dado del poder de esta herramienta?

R: Ellos piensan que es importante pero no entienden. Entran, participan en la conversación pero no entienden el cambio profundo que experimenta la comunicación cuando todo el mundo tiene voz, cuando todo el mundo puede hablar. Están acostumbrados a un modelo de comunicación centralizado en el que el poder y los valores son diferentes. Tienen que descubrir este nuevo modelo de comunicación más participativo.

Hace años, los vecinos de un pueblo se conocían entre sí y todos tenían oportunidad de hablar los unos con los otros. El alcalde y el cura tenían poder pero tenías oportunidad de acceder a ellos y hablar. Hoy, estamos volviendo a tener la posibilidad de hablar con todas las personas directamente.

Hasta ahora, la comunicación ha sido unidireccional, una persona hablaba y el resto escuchábamos. Ahora volvemos a una comunicación multidireccional en el que es difícil entender quién puede escuchar, qué puedes y qué no puedes decir... Los políticos están participando y tienen cuentas con su nombre. A veces son ellos mismos los que escriben, otras su equipo. Lo importante es que ahora están participando en la conversación no están dirigiendo la conversación. Pero desconocen la profundidad del cambio.

P: Usted se declara hacker y activista convencido así que hablemos del escándalo de espionaje... ¿Está satisfecho con las explicaciones que ha ofrecido la NSA?

R: No creo que haya una razón para que la NSA exista así que ninguna explicación me va a convencer. No debe existir una organización dedicada a espiar a la población, a grabar toda la actividad de la población. La población tiene el derecho de mandar sobre sus gobiernos y los gobiernos no tienen el derecho de mandar sobre su población. La cuestión es que la NSA, y las organizaciones similares que tienen todos los países, ha perdido credibilidad. Hace un año dijeron que no estaban grabando lo que decíamos... el gobierno lo admitió después pero dijo que sólo grababa a extranjeros... luego nos enteramos que escuchaban a todo el mundo. ¿Cómo los vamos a creer ahora? Ellos pueden prometer que no lo volverán a hacer pero sin transparencia, sin controlarlo con gente de fuera, no podemos creer que no están ejerciendo esta dictadura sobre la comunicación de la población.

P: ¿Y qué papel han jugado las empresas en todo esto? Ahora se muestran indignadas y publican parte de su colaboración con los servicios de inteligencia pero en un primer momento lo negaron...

R: Es muy fácil decir que las empresas son culpables pero, desde mi experiencia, todas empresas tecnológicas y de comunicación tienen unos valores en los que prima el derecho de protección de la privacidad. Ellos tienen un problema que es la tendencia a guardar todo pero con un fin comercial.

P: ¿Qué es Snowden para usted? ¿héroe o traidor?

R: Un héroe... Es una persona que estaba trabajando para el gobierno y descubre que la NSA está traicionando a la patria y da el paso de denunciarlo ante el mundo sin importarle si pasa el resto de su vida en la cárcel. Entonces, es un héroe porque nos ha permitido saber que hay gente que esta haciendo cosas inmorales contra toda la población del mundo. Es muy importante protegerle y apoyarle. Es cierto que nadie es perfecto, somos humanos, pero prefiero personas que denuncian estos actos inmorales e ilegales.

Pongamos como ejemplo el Holocausto... ¿Cuántas personas no estaban involucradas pero sabían lo que estaba pasando? Y no decían nada... Necesitamos un mundo en el que la gente habla cuando ve un crimen contra la humanidad.

P: ¿Es el software libre la respuesta a la desconfianza que ha generado este escándalo en la red? ¿Terminarán las grandes compañías adaptándose a este software libre o acabarán derrotadas?

R: En realidad, todas las empresas están usando software libre. Todos usamos software libre. Es la única alternativa para desarrollar todas las herramientas de comunicación que tenemos hoy en día. Lo que ocurre es que las herramientas que se han desarrollado a partir de este software libre están patentadas, no son libres. Lo que sí sería importante es ver el código como derecho fundamental.

Necesitamos repensar cómo estamos construyendo las aplicaciones, ese es un debate que tenemos dentro de la comunidad de desarrolladores. Sin embargo, este problema no sólo se resuelve con la tecnología... Necesitamos una mayor protección legislativa de nuestros datos.

Cargando