MOTOCICLISMOMarc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

La Audiencia Provincial solo acredita "sospechas de cohecho"

El tribunal considera probado que Fabra "se interesó" por los fitosanitarios de Vilar y cobró de este empresario, pero no puede acreditar la relación entre ambos hechos

La Audiencia Provincial de Castellón considera probado que Carlos Fabra "se interesó e indagó" por los fitosanitarios de Vicente Vilar, y que cobró de este empresario, pero concluye que no ha podido probarse que los pagos se debieran a las gestiones realizadas. El tribunal también atenúa la pena por fraude fiscal. Del total de 13 años de cárcel reclamados por Anticorrupción, es condenado a cuatro.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón, presidida por el magistrado Esteban Solaz, aplica a Carlos Fabra el atenuante de dilaciones indebidas para rebajar a la mitad la condena por fraude fiscal: de ocho a cuatro años de cárcel. Y gran parte de esas dilaciones las ha propiciado el propio Carlos Fabra, que ha presentado más de 100 recursos a las decisiones del juez instructor o de la fiscalía cuando pretendían esclarecer la verdad.

Parte de esas dilaciones que atenúan la condena a Fabra también han sido responsabilidad del propio tribunal sentenciador, que revocó en dos ocasiones las decisiones del juez instructor, provocando un retraso de un mínimo de dos años en la causa.

Los magistrados consideran probado que entre 1999 y 2004, Fabra y su esposa, María Amparo Fernández, realizaron en sus 65 cuentas corrientes un total de 519 ingresos en efectivo por 3,2 millones de euros; 217 cheques por 3.9 millones; y 110 transferencias por 1,1 millones. Ingresos que no se correspondían "ni con su renta ni con su patrimonio". Carlos Fabra defraudó entre los años investigados cerca de 700.000 euros que tendrá que pagar, además de los intereses devengados desde que tuvo que haber realizado la imposición a la Hacienda Pública, hasta la fecha de la sentencia.

"Sospechas de cohecho"

La Audiencia Provincial de Castellón absuelve a Fabra de tráfico de influencias y cohecho. Y ello a pesar de reconocer que Fabra "se reunió en los ministerios con altos cargos, se interesó e indagó" sobre la situación de los fitosanitarios de Vicente Vilar; y de admitir que Carlos Fabra cobró "elevadas" cantidades de este empresario que no pueden justificarse con los argumentos ofrecidos por el expresidente de la Diputación de Castellón durante el juicio.

Es decir, está probado que Fabra se interesó por los fitosantarios de Vilar, cobró del empresario, pero no ha quedado acreditado que los pagos se debieran a las gestiones realizadas por el expresidente del PP ante los ministerios de Aznar.

Los magistrados vienen a concluir que Fabra hizo las gestiones por nada, y cobró por nada. Hay "sospechas de cohecho pero no alcanzan la certeza que requiere el pronunciamiento penal", dicen los magistrados.

La Fiscalía Anticorrupción ha comunicado a la Cadena SER que de momento no tiene tomada ninguna decisión sobre un posible recurso ante el Tribunal Supremo. Antes analizará con profundidad la sentencia.

(ARCHIVO) Carlos Fabra: "Soy inocente y lo demostraré" (15/07/2012)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?