Prisión bajo fianza para dos empresarios acusados de desviar millones de la CAM

El juez Gómez Bermúdez ordena el ingreso en prisión bajo fianza de siete millones para los dos empresarios alicantinos acusados de desviar 247 millones de euros de la Caja de Ahorros del Mediterráneo al paraíso fiscal de Curaçao

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha enviado a prisión eludible bajo fianza de 7 millones de euros a los dos empresarios alicantinos acusados de haber desviado a paraísos fiscales 247 millones de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Los dos empresarios, José Salvador Baldó y Juan Ferri, estaban fuera de España cuando una operación se saldó con diez detenciones, entre ellas la del exdirector general de la Caja.

El juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ha decretado el ingreso en prisión eludible bajo sendas fianzas de siete millones de euros para dos empresarios alicantinos, Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldó, acusados de haber desviado 247 millones de euros de la Caja de Ahorros del Mediterráneo al paraíso fiscal de Curaçao. Para el magistrado existe un riesgo de que los dos empresarios se esfumen y procedan a la destrucción de pruebas, pero estima que la imposición de una fianza de 7 millones de euros a cada uno para eludir la cárcel será suficiente para que una posible huida sea "demasiado gravosa" para ellos.

El magistrado les acusa de la comisión de delitos contra la Hacienda Pública, falsedad documental y contable o apropiación indebida y blanqueo de capitales. Según explica en un auto hecho público este lunes, ambos defraudaron varios millones de euros. Ferri y Baldó fueron las dos únicas personas que escaparon a la acción de la justicia el pasado 7 de noviembre, cuando las fuerzas de seguridad del Estado detuvieron a diez exaltos cargos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo en el marco de la operación 'Mar Nuestro', entre ellos el exdirector general de la entidad, Roberto López Abad. Estaban entonces fuera del país, y se han presentado este lunes de forma voluntaria ante el magistrado que había ordenado su detención.

El juez Gómez Bermúdez describe en sendos autos cómo Ferri y Baldó, dos empresarios alicantinos, utilizaron una sociedad pantalla ubicada en el paraíso fiscal de Curaçao para desviar unos beneficios de la Caja de 247 millones de euros a través de un 'holding' hotelero en el Caribe, propiedad de una empresa participada por la CAM. Empresas pantalla a través de las que conseguían evadir el fisco español, tributando en el paraíso fiscal de Curaçao, evitando así también que la CAM cobrara la rentabilidad de su inversión. Por contra, según describen los investigadores, la Caja de Ahorros del Mediterráneo habría desembolsado 217 millones de dólares en 2010 en concepto de préstamos irregulares a una de las empresas de estos dos detenidos.

El juez también describe en su auto que entre 2009 y 2011 los dos empresarios habrían defraudado más de cinco millones de euros, cuando la empresa pantalla presentó unos beneficios acumulados de más de 30.4 millones de dólares que podrían alterar al alza este número. El auto de Gómez Bermúdez especifica que los dos detenidos también podrían tener cuentas en Andorra.

Fianza de siete millones por el riesgo de fuga

El juez Gómez Bermúdez reconoce en su auto que el riesgo de fuga de los dos empresarios es alto, y no pone en duda que tienen capacidad económica suficiente para hacer frente a la fianza de siete millones, pero rechaza enviarles a prisión sin posibilidad de pagar una fianza económica, "se estima suficiente la prestación de una fianza elevada que haga gravosa la huida". Para el magistrado de la Audiencia Nacional, el riesgo de fuga es "notable", reconociendo que "ambos cuentan con medios económicos y relaciones en el exterior que les permitirían eludir la acción de la justicia, situándose en Curaçao y otros países con los que no existe convenio de extradición" pero concluyendo que su arraigo familiar y empresarial en España, así como el riesgo que huir supondría para sus negocios, serán razones suficientes para no desaparecer.

Viajes en avión privado por 445.000 dólares

También hace alusión a la capacidad de los detenidos para pagar la fianza que se les impone: "Que la disponibilidad económica de ambos es extraordinaria se deduce sin forzamiento alguno de un documento obrante en la causa que acredita que sólo en un mes - septiembre de 2012- abonan gastos por viajes en avión privado por más de 445.000 dólares. También consta que tienen numerosas propiedades en el extranjero y un entramado de sociedades todavía no suficientemente desenmarañado que les permitiría seguir obteniendo cuantiosos fondos de forma oculta o encubierta con los que vivir cómodamente fuera de la jurisdicción del juzgado".

En esta misma causa, la operación 'Mar Nuestro', el juez Gómez Bermúdez también dictó el ingreso en prisión bajo fianza de López Abad, exdirector general de la Caja, y de el exdirector de Empresas, Daniel Gil, que eludieron la cárcel después de abonar fianzas de 1.5 millones y 400.000 euros respectivamente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?