¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Moncloa veta a la SER en la reunión de Rajoy y Obama en la Casa Blanca

La dirección de Comunicación de Presidencia del Gobierno decide unilateralmente los diez medios que pueden acceder al Despacho Oval y deja fuera a la SER, al diario 'El Mundo' y a las radios catalanas RAC1 y Catalunya Radio.

La Casa Blanca impone siempre un número limitado de periodistas en los minutos en los que el presidente de EEUU se deja grabar acompañado del dignatario extranjero que le visita. El espacio del Despacho Oval es reducido y se pretende así evitar aglomeraciones. Pero la decisión de quiénes entran queda siempre en manos del gobierno visitante.

El equipo de comunicación de Moncloa ha decidido hacer uso de su prerrogativa para vetar el acceso a esta comparecencia a algunos medios, posiblemente algunos de los más caracterizados por preguntar sobre asuntos incómodos para el Gobierno. Solo así puede entenderse que Onda Cero, Radio Nacional de España o la COPE hayan sido elegidos para cubrir este acto y que la Cadena SER, la radio más escuchada con mucha diferencia, haya quedado excluida. Junto a la SER han sido vetadas también las dos radios catalanas, RAC1 y Catalunya Radio. Es posible que así el equipo de comunicación de la Moncloa quiera evitar a toda costa que el desafío soberanista catalán - no se olvide: uno de los asuntos más críticos de la agenda española-, pudiera empañar una foto y una visita tan anheladas y programadas.

Los diez medios españoles seleccionados por la secretaria de estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, han sido los diarios 'ABC', 'La Vanguardia' y 'El País', las radios ya mencionadas (Onda Cero, COPE y RNE), las televisiones CUATRO, Antena3 y TVE y la agencia de noticias EFE.

Ni siquiera el argumento de que el diario 'El País' y la Cadena SER pertenecen ambos al grupo PRISA, una excusa que el Gobierno utiliza siempre que quiere poner obstáculos a esta emisora, se sostiene para justificar este reparto arbitrario, porque La Moncloa no ha tenido el menor problema en permitir el acceso conjunto al despacho oval de Antena 3 y Onda Cero, que pertenecen al mismo grupo empresarial.

La decisión del Gobierno de vetar a la Cadena SER supone un paso más, de especial gravedad, en la estrategia de su dirección de comunicación de aislar y acallar a los medios críticos, y viene después de que se acabara de un plumazo con la tradición de que la prensa eligiera portavoces y preguntas para las ruedas de prensa con las que finaliza siempre la visita oficial de algún dirigente extranjero.

Tras dos años en la Moncloa, el presidente Mariano Rajoy no ha concedido todavía una entrevista a la Cadena SER para responder a cuestiones de política general, a pesar de las numerosas solicitudes que se le han transmitido y de que se trata de la emisora más escuchada en España.

La Cadena SER no pierde de vista, en cualquier caso, que su principal obligación es con sus oyentes y con los lectores de Cadenaser.com, y seguirá informando puntual y rigurosamente de las actividades del presidente Rajoy y de su gobierno, a pesar de estas maniobras excluyentes que solo perjudican a los oyentes de la cadena.

Cargando