¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Niebla con encanto

Una comarca de Lleida busca promocionar este fenómeno meteorológico como atractivo turístico

La niebla, la suspensión de gotas de agua en forma de gas, es la protagonista de muchos telediarios por los problemas que ocasiona en las carreteras. Los vecinos de Ponent (Lleida) han decidido darle la vuelta a la tortilla y van a promover la niebla como atractivo para atraer turistas.

España es un país de contrastes, climatológicamente hablando. La niebla no se iba a quedar atrás, y mientras hay ciudades como Oviedo, Lugo o San Sebastián que registran de media 100 días de niebla al año, otros lugares como Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o El Hierro, no tienen ninguno. La niebla, tan presente cuando cogemos el coche porque se reduce la visibilidad, también puede ser un actractivo turístico. En Ponent (Lleida) han decidido aprovechar que conviven gran parte del año con ella, para intentar sacarle partido. Para ello, han decido crear la iniciativa "La Boira de Ponent" ("La Niebla de Ponent") para atraer turistas.

Una de las creadoras de esta iniciativa, Irene Barón, explica que al igual que pasa con Galicia y la lluvia, han decidido aprovechar un fenómeno, a priori adverso, para atraer visitantes. Una de las actividades que recomienda realizar es el turismo fotográfico. A través de su blog, se muestran la bellas imágenes de los paisajes que uno puede observar. Otras actividades que se pueden realizar también son montar a caballo o practicar senderismo.

Saber el porqué

Mientras unos intentar sacar el máximo partido de la niebla, otros intentar saber cuál es la razón de su existencia. Es el caso de Torrelodones, en Madrid. El municipio ha encargado un estudio, gratuito, a la Universidad Autónoma para que determine por qué se concentra tanta niebla en esta zona y no en los municipios de alrededor.

El segundo teniente de alcalde, Santiago Fernández, geógrafo de profesión, señala que la existencia de un desnivel que marca el comienzo de la sierra y el final de la cuenca sedimentaria del río Tajo y la presencia de múltiples arroyos y vaguadas puede ser una de las razones que determinen la existencia de este fenómeno meteorológico.

Cargando