La prensa española premia a 'Stockholm' como mejor película dramática

La 1ª edición de los Premios Feroz apuesta por la renovación, premiando también 'Tres bodas de más' como mejor comedia y Marian Álvarez como mejor actriz

'Stockholm', mejor película dramática en los Premios Feroz

'Stockholm', la cinta de Rodrigo Sorogoyen que se presentó en Málaga y que se financió con crowdfunding -los creadores llegaron a decir que aún no han recuperado el dinero y no creen que lo vayan a hacer- se ha impuesto a 'La herida', 'Caníbal', 'Todos queremos lo mejor para ella' y 'Grand Piano' en la categoría de mejor drama en una gala divertida y burra celebrada esta noche en los cines Callao en pleno centro de Madrid y presentada por la actriz Alexandra Jiménez

Los Premios Feroz, organizados por la Asociación de Informadores Cinematográficos y similares a los Globos de Oro en su planteamiento -es la prensa la que vota, la ceremonia se celebra mediante una cena y son previos a la gran entrega de premio de cada país, los Oscars en EEUU y los Goya en España-, ha hecho una renovación a la hora de premiar las películas españolas del último año, no solo nominando a películas pequeñas, sino también dando mayor reconocimiento al género de la comedia e incluso reservando un premio a la película que consideran que tenía que haber tenido mejor recorrido comercial (en este caso, la película elegida ha sido 'Ilusión', del director Daniel Castro).

El equipo entero de 'Tres bodas de más' subió a recoger el premio a mejor comedia emocionado. No menos estupefacto estaba el equipo de 'Stockholm', que recogió el premio a mejor película dramática: "Creo que hablo por todos cuando digo que estamos muy nerviosos y no sabemos qué decir ni qué hacer" dijo su director Rodrigo Sorogoyen, añadiendo su actor protagonista, Javier Pereira, que "esta película empezó siendo una película muy pequeña y habéis echo que lo pequeño sea hermoso".

Ninguna película arrasa

Y al igual que los Globos de Oro celebrados el pasado 12 de enero, los premios Feroz también han estado bastante repartidos, sin haber una película que claramente haya arrasado la ceremonia. En este sentido ha ganado David Trueba en las categorías de mejor director y mejor guion por 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', mientras que 'Las brujas de Zugarramurdi' se ha llevado los dos premios de interpretación de reparto: Terele Pávez y Mario Casas. Éste último ha visto un cambio en cuanto a su percepción por parte de la prensa y el público en el último año, pasando de ser visto como un guaperas del cine para adolescentes a un actor con tablas. No estuvo para recoger el premio al encontrarse rodando la película '33' sobre los mineros chilenos, pero sí dio su agradecimiento a través de un video. En cuanto a Terele Pávez, la primera en subir a recoger un premio, tuvo unas palabras emotivas: "Se lo doy a mi hijo, porque es más suyo que mío".

Antonio de la Torre ganó el Feroz a mejor actor por su papel del sastre con un secreto en 'Caníbal'. El actor regió la estatuilla con un discurso político: "La batalla se puede ganar, y los ejemplos van desde Gamonal a Nelson Mandela. La batalla que hay que librar contra la desigualdad y a favor de un un mundo más justo la podemos ganar porque somos más, somos mejores y porque tenemos razón". Marián Álvarez recogió el premio a mejor actriz emocionada, reconociendo al equipo entero de su película, explicando que "me están diciendo mucho que yo soy 'La herida' y no es así".

Reconocimiento también a los veteranos

Sin embargo, entre tanto reconocimiento a las nuevas generaciones de cineastas, los Premios Feroz tampoco han perdido de vista a los veteranos, concediendo el premio honorífico al director José Sacristán, que quiso surrayar la importante relación entre el cine y la prensa: "Nos necesitamos. El peliculero no sería nada sin el pregonero y si el pregonero no tiene nada que pregonar...". El cineasta luego pasó a defender el cine español entre aplausos: "Para defener una criatura llamada cine español, que no es menos que otras criaturas, lo que hay que hacer es que tenga sus espacios y su tiempo donde pueda crecer y desarrollarse. Muchas películas no es que no gusten, sino que no hay tiempo para verlas". Y para veteranos, también recogió un premio Pedro Almodóvar, el de mejor tráiler, empatándose su 'Los amantes pasajeros' con 'Gente en sitios'. El director fue uno de muchos que dijo aquello de "no tengo nada preparado", frasecilla que en una ceremonia que nace este año y de la cual nadie sabía qué esperar tiene todo el sentido del mundo.

La gala en sí fue entretenida y divertida, saliendo aerosa su presentadora Alexandra Jiménez. La actriz, junto a muchos otros actores y directores del cine español, se rió abiertamente de los nominados, de la prensa y de la sociedad española mediante monólogos y videos. El presidente de la asociación de informadores cinematográficos, David Carrón, pronunció un discurso en mitad de la gala: "Que el año que viene los artistas dejen de vivir de la ilusión y empiecen a vivir del fruto de su trabajo", terminando su brindis: "por el cine español".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?