¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

'El tren de la libertad' se manifiesta en Madrid contra la reforma del aborto

Una multitud violeta exige la retirada de la nueva ley y la dimisión de Gallardón

Cabecera de la manifestación celebrada hoy en Madrid entre Atocha y la plaza de Neptuno contra la reforma del aborto planeada por el PP, al grito de "Gallardón dimisión". /

En un ambiente muy festivo y reivindicativo, decenas de miles de personas llegadas de toda España han clamado contra la reforma de la ley que elimina el derecho al aborto. Las promotoras de la marea violeta dicen que la respuesta ha sido contundente y están convencidas de que este rechazo social en la calle obligará al Gobierno a retirar su proyecto como ocurrió con la privatización de la sanidad madrileña.

La marcha en contra de la reforma de la ley del aborto comenzó con la llegada del 'tren de la libertad' a la céntrica estación madrileña de Atocha, en el que viajaban centenares de mujeres desde Asturias y de varias provincias de España que han sido recibidas entre abrazos y aplausos y al grito de "si se puede" y "Gallardón, dimisión".

También les esperaba la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano y el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares. . "Decidir nos hace libres", "Aborto legal" y "Nosotras decidimos" son algunas de las pancartas que portaban las manifestantes entre las que se encotraban tambien actrices como Pilar Bardem, Loles León y María Adánez.

La número dos del PSOE ha advertido al PP de que, aunque tuvieran todos los escaños del Congreso y los distintos Parlamentos regionales de España, nunca podrán decidir por las mujeres. "Hace tiempo que decidimos ser libres", ha señalado Elena Valenciano que considera la nueva ley del concebido como una ley contra la libertad y la dignidad de las mujeres. El diputado de IU Gaspar Llamazares también ha mostrado su rechazo al anteproyecto de ley que ha tildado de "arcaico", "medieval, y de "libelo derrotado".

La marcha ha transcurrido desde Atocha hasta la plaza de Neptuno pasando por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad donde varios manifestantes se han detenido en forma de protesta y han proferido gritos contra el Gobierno. Posteriormente, tres delegadas de las asociaciones asturianas impulsoras de la iniciativa, acompañadas por la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, han entregado en el Congreso de los Diputados un manifiesto con el título "Porque yo decido". En el texto piden al Gobierno que mantenga la actual ley, que establece el aborto libre como un derecho de la mujer hasta la semana 14.

En declaraciones a los medios, la portavoz de Les Comadres, Begoña Piñero, ha exigido al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y a Gallardón que retiren la reforma "porque va en contra de la dignidad de las mujeres". "Nosotras somos ciudadanas de primera y sabemos cuándo, cómo y con quién queremos ser madres", ha señalado Piñero, que ha viajado esta mañana en el "Tren de la libertad". Ha añadido que las mujeres no necesitan "que la Iglesia y la extrema derecha" les guíen y ha insistido en mantener la ley actual por ser la más plural.

"El Tren de la Libertad" ha hecho su última parada en "una asamblea abierta" en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO en la que han solicitado la palabra más de medio centenar de organizaciones de mujeres, sindicatos, partidos políticos y ciudadanas anónimas

Esta iniciativa nació días después de la aprobación el 20 de diciembre del anteproyecto de ley. Fue una idea de la Tertulia Feminista Les Comadres y de las Mujeres por la Igualdad de Barredos (Asturias). Al tren de la libertad se han sumado numerosas organizaciones, partidos y sindicatos, partió ayer desde Asturias y otras provincias de España con 300 mujeres.

Manifestaciones también fuera de España

Miles de personas apoyaron hoy en distintas capitales europeas las protestas contra la reforma de la ley del aborto en España, que pretende cambiar el actual modelo de plazos y limitarlo a los casos de violación y riesgo de salud para la madre. Activistas de diversas organizaciones sociales y feministas de París, Londres, Roma o Estambul se solidarizaron con las mujeres españolas.

La marcha de París, más multitudinaria que las de Nantes, Marsella o Burdeos, reunió a 30.000 personas, según los organizadores y a 3.000, según la policía, en lo que quería ser una réplica de la protesta organizada en Madrid, que también se trasladó a Londres y Estambul. Nosotras parimos, nosotras decidimos" o "Mujeres unidas jamás serán vencidas" fueron algunos de los eslóganes que corearon los manifestantes -principalmente mujeres- en su recorrido parisino que finalizó en la embajada de España en Francia y en el que se vieron banderas españolas, francesas, tricolores de la República española y enseñas arco iris. El rostro más reconocible en la protesta fue el de la "número dos" del ayuntamiento parisino y candidata socialista a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz, España).

En Londres, unas 250 personas, según señaló a Efe Cristina Ríos, la fundadora de la iniciativa pro-elección "My Belly is Mine" (Mi barriga es mía), se congregaron en Hungerford Bridge, en el centro de la capital británica.

Allí los manifestantes llevaron a cabo "una acción simbólica" atando perchas decoradas a las barandillas del puente. Durante la congregación, Ríos lanzó un mensaje al Gobierno español para decirle que desde el Reino Unido se comprometen "a proteger el derecho de las mujeres españolas al aborto libre, seguro y gratuito".

En Estambul, varias decenas de mujeres también se manifestaron ante el consulado español bajo consignas como "No pasarán" y "Madrid en todas partes, en todas partes se resiste". Un cartel en turco aseguraba: "El PP, el AKP español, no podrá prohibir el aborto", comparando así el Partido Popular a la formación gubernamental de Turquía, que en 2012 prometió modificar la hasta ahora liberal ley del aborto, pero que se echó atrás ante las masivas protestas de las organizaciones feministas. "Aquí lo vivimos: el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, equiparó el aborto con una masacre y quiso prohibirlo. Ha tenido que desistir, pero nos sentimos solidarias con las mujeres españolas que ahora pasan por lo mismo", explicó a Efe Sakina, una de las activistas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?